Tendencias

Consejos para lidiar con un entorno de trabajo tóxico

Cómo sobrevivir a un trabajo tóxico sin morir por "envenenamiento" laboral

Cuando un entorno laboral es tóxico, debemos tomar medidas de protección para evitar que nuestra salud se vea lastimada de manera severa y que la ponzoña nos carcoma como profesionales.

toxicoUn entorno laboral tóxico hace mella en nuestra salud (tanto la física como la mental), y devora a dentelladas nuestros niveles generales de felicidad en el trabajo.

Cuando trabajamos en un eterno carcomido por la ponzoña la calidad de nuestro trabajo puede además verse seriamente comprometida y ello repercute en último término en nuestros compañeros y también en nuestra carrera profesional.

La negatividad en el trabajo se manifiesta de múltiples formas. Puede parapetarse tras el "bullying", la agresividad, la falta de liderazgo saludable y responsable, y la desconfianza (emanada quizás de la envidia) entre los diferentes miembros de un equipo.

Cuando nos ha tocado en suerte un empleo que rezuma toxicidad por todos los poros, el hecho de ir a trabajar puede convertirse en una auténtica pesadilla y desembocar en cuadros severos de estrés y de depresión.

Para sanear un entorno de trabajo supurante de toxinas es necesario determinar las causas del "envenenamiento". Tales causas son a menudo tanto sistémicas como culturales y echan raíces en comportamientos negativos por parte de los jefes y también por parte de las personas a su cargo.

Desarrollando estrategias de protección para sobrevivir en un entorno laboral tóxico

Si queremos sobrevivir a un entorno laboral lastrado por el veneno, debemos tomar medidas para protegernos antes, durante y después de nuestra jornada laboral.

Antes de iniciar nuestra jornada de trabajo conviene que no nos atormentemos leyendo emails antes de llegar a la oficina, que nos marquemos pequeños propósitos (como salir a tiempo del trabajo para hacer algo de ejercicio) y que tratemos de poner el foco en aquello que nos gusta de nuestro empleo (que seguro que lo hay).

Una vez en el trabajo la mejor estrategia de supervivencia para no acabar contagiándonos de la ponzoña es permanecer alejados en la medida de lo posible de compañeros conflictivos, hacer amigos, documentar adecuadamente situaciones problemáticas (por si tenemos que presentar formalmente una queja), ampliar nuestra batería de conocimientos y habilidades (para buscar otro empleo), tratar de extraer lecciones de los problemas con los que tenemos que lidiar en nuestro día a día, y crear un espacio de trabajo positivo (que en la medida de lo posible nos ayude a sentirnos a salvo en medio del caos).

Tras concluir nuestra jornada laboral en un entorno de trabajo tóxico debemos tratar de tomar distancia con respecto a nuestros quehaceres laborales y emprender actividades que realmente resulten de nuestro agrado, comenzar a pergeñar un plan para zafarnos del trabajo que tanto malestar nos provoca y así evitar sentirnos atrapados, y desarrollar rutinas saludables como el ejercicio y la meditación.

Esta infografía de resume.io recopila una extensa y práctica batería de consejos para lidiar adecuadamente con un entorno laboral tóxico:

toxic work environment

Te recomendamos

Outbrain

MKD

A3media

T2O

Compartir