líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Compartir coche, música e incluso ropa. El futuro está en la red y grita "¡compartir es vivir!"

Internet ha cambiado la manera de ver el mundo y el sentido de compartir. La red es un enorme océano que ofrece multitud de posibilidades, entre ellas la de compartir cualquier cosa. La posibilidad de contactar con todo tipo de personas de manera organizada abre todo un nuevo abanico de posibilidades de compartir de manera regulada y seria.

Un buen ejemplo de este cambio de mentalidad propiciado por la era digital es el sector automóvil. Antes todos queríamos poseer un coche, actualmente es cada vez más habitual buscar unirse a servicios de «car sharing». Este servicio permite a los usuarios disponer de un coche compartido con otras personas, ahorrando mucho dinero y ayudando a cuidar el medioambiente. Fabricantes de automóviles como Mercedes Benz, BMW o Volkswagen ya se han unido a empresas de car sharing.

Otro sector que está sufriendo una gran revolución debido a internet es la industria musical. El 43% de los usuarios escuchan música a través de la red, y gracias a los dispositivos móviles lo hacen en cualquier lugar y momento. Este hecho está cambiando la economía notablemente: actualmente es más importante poder disponer de la música en cualquier lugar que poseerla.

Poseer es cosa de ayer, hoy en día la moda es compartir, incluso en el sector textil. Han surgido interesantes iniciativas que se dedican a alquilar vestimenta de marca, así los clientes pueden lucir las últimas (y carísimas) tendencias sin necesidad de gastarse el sueldo íntegro y pudiendo estar siempre a la última. Además, esto es una buena alternativa para contrarrestar el fuerte consumismo en que se encuentra nuestra sociedad, una sociedad acostumbrada a buscar continuamente la novedad.

Este tipo de acciones son de lo más útiles y nos llevan un poco al pasado, cuando el consumismo e individualismo no era tan fuerte y el sentido de comunidad y compartir estaba todavía a la orden del día. Compartir es una «win-win situation» donde todos ganamos: podemos disponer de más bienes materiales, ahorramos dinero y contribuimos con el medioambiente, y todo esto gracias a la enorme red que nos une: internet.

 

Las tecnologías inteligentes permiten conocer mejor los insights del consumidorAnteriorSigueinteBúsqueda de empleo y redes sociales, un tándem todavía no muy aceptado por los internautas

Noticias recomendadas