Tendencias

Gumshoe, el primer calzado hecho con chicles usados

Con esta original iniciativa, Holanda pretende eliminar todos los chicles de sus calles

La organización Gumbudy ha instalado una serie de paneles en las ciudades holandesas para eliminar los chicles de sus calles. También ha diseñado los primeros zapatos hechos con chicles usados: Gumshoe.

chicles Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los ayuntamientos hoy en día es la cantidad de chicles que se pegan día a día en la calle. Holanda parece haber encontrado la solución perfecta gracias a la original iniciativa de Gumbudy.

Esta organización creada por la jubilada Jolande Penninks en colaboración con otros cuatro socios, pretende acabar con este problema instalando una serie de tableros con forma del mapa del mundo para que la gente pegue los chicles en ellos en vez de tirarlos a la acera.

Gumbudy ha instalado estos curiosos paneles en puntos estratégicos de las ciudades holandesas como son las estaciones de trenes y autobuses o los centros comerciales. Por el momento, se pueden encontrar tanto en la capital de Holanda como en Rotterdam.

"Ámsterdam es una ciudad de la que podemos enorgullecernos y que queremos mantener limpia. El Ayuntamiento no puede hacerlo solo. Por eso acogemos con gusto las iniciativas creativas como esta para que tengamos una ciudad limpia y acogedora", explica Marijn Bosman, miembro del consistorio holandés.

Con el mismo objetivo, la organización de Penninks ha creado Gumshoe, el primer zapato hecho con chicles usados. Como guiño a la ciudad en la que han sido creados, en la suela se puede ver un mapa de Ámsterdam.

De media, las calles de las ciudades holandesas se llenan de 1,5 millones de chicles todos los años y tardan entre 20 y 25 años en ser degradados. Los ayuntamientos del país destinan millones de euros anualmente para tratar de eliminarlos de sus calles.

Al igual que en Holanda, en otros países también están surgiendo originales iniciativas con el objetivo de poner fin a este problema. En la capital de Alemania, el ayuntamiento ha tapado parte del suelo de la famosa plaza de Alexanderplatz con una capa antiadherente para eliminar los chicles con mayor facilidad.

En esta línea, la Ciudad de México ha creado Terminators, una especie de cañones de vapor que en tres días limpian los chicles de sus calles. Anteriormente, en 2009, la británica Anna Bullus instaló por todo Londres unos contenedores rosas específicamente para tirar chicles.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir