líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Tendencias en Marketingconsumo 2020 consumidor covid analisis

La ansiedad, el estrés, la anticipación y la incertidumbre económica han sido claves para definir las nuevas rutinas de consumo

¿Qué clase de consumidor nos ha dejado el 2020 emocionalmente?

Las agencias Sparkling y R!DE han hecho un balance de los principales factores que han definido al nuevo tipo de consumidor pos-covid.

mujer mascarilla 2021 consumidor emocional covid

Diversos expertos de las agencias Sparkling y R!DE han reflexionado sobre el cierre de 2020 desde la perspectiva del consumidor. El gran torbellino de cambios y tendencias que ha provocado la Covid-19 ha arrasado con todo cuanto las marcas tenían por sentado, y el nuevo panorama ha dejado una estela de retos y desafíos que llegarán al 2021 con una fuerza arrolladora.

Ivette Dickinson Galicia, Chief Strategy Officer (CSO) en Sparkling y R!DE, recoge algunos de los ángulos más marcados de este desgaste provocado por la pandemia en los consumidores mexicanos. Entre ellos, destaca el incremento de los niveles de ansiedad entre los jóvenes, la constante búsqueda de adaptación a las nuevas circunstancias, la incertidumbre a la hora de tomar decisiones a largo plazo y las nuevas formas virtuales de conectar socialmente. Todas estas características han resultado ser de alcance global, dibujando un perfil de consumidor mucho más digital, exigente e inmediato.

Por otro lado, el balance de Sparkling y R!DE se apoya fuertemente en el estudio “Descubriendo al nuevo consumidor: La ruptura de la experiencia Covid 19”, realizado por Pablo Pérez y Felipe Romero del equipo de Think with Google. Este mismo estudio, que analizamos en profundidad hace unas semanas, describe 5 tipos de consumidores “emocionales” según la afección de la pandemia en ellos.

  •  Los resistentes. Los más afectados económicamente y por tanto, los más racionales y consecuentes a la hora de comprar, con propensión a las ofertas y descuentos.
  • Los asustados. Prestan más atención a estrategias de fidelización y compensación y valoran más la seguridad y el bienestar.
  • Los empoderados. Proclives a productos de gama alta. Son más hedonistas; buscando el ocio y el placer, y prefieren evadir los mensajes negativos con respecto a la pandemia.
  • Los expectantes. Se enfocan en el presente con mayor sensibilidad y prefieren no pensar en un futuro incierto.
  • Los shockeados. Son más vulnerables al tipo de mensajes que animan a tomar acción y aceptar la situación. Tienden a buscar incentivos y compensaciones para sobrellevar la carga emocional de la situación.

Estos prototipos se han convertido en una rígida referencia especialmente útil a la hora de definir el escenario actual. En términos generales, podemos hablar de un escenario navideño caracterizado por la cautela y la reducción del ratio de gasto; por lo que los mensajes con valor emocional cobrarán más importancia que nunca.

#Telodigobonito: la campaña de Cruz Roja que transforma el racismo en arteAnteriorSigueinte“Piensa siempre en tus abuelos”: BlaBlaCar recuerda a los jóvenes la necesidad de respetar las medidas de seguridad al viajar

Noticias recomendadas