Tendencias

El COVID-19 ha dado alas a los hábitos sostenibles del consumidor

El consumidor, ¿verde que te quiero verde por obra y gracia de la pandemia?

El 39,4% de los consumidores tiene el pleno convencimiento que la pandemia ha logrado que la sostenibilidad eche raíces más profundas en el alma de la agente

 

sostenibildiad

Autora de la imagen: Megan Schulte-Covert

Parece que la pandemia del coronavirus ha hecho que el consumidor se enamore aún de la sostenibilidad (que estaba ya en la cresta de la ola antes de la crisis).

Según un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por Utopia, el 39,4% de los consumidores que declaran tener un gran interés en la sostenibilidad tiene el pleno convencimiento que la pandemia ha logrado que la conciencia ecológica eche raíces más profundas en el alma de la gente. Un porcentaje similar, el 39,9% no cree, sin embargo, que el COVID-19 vaya a operar cambios a largo plazo en la visibilidad pública de la sostenibilidad. Y solo el 16,6% augura una devaluación de la sostenibilidad como consecuencia de la crisis.

Los cambios emanados del coronavirus que más se dejan notar en la vida diaria de la gente concierten a los viajes (muy limitados en la actualidad y quizás también en los meses venideros), al viraje hacia al "home office" y al creciente interés del consumidor por la cocina.

Del vientre del COVID-19 parece emerger también una mayor enfoque local en los hábitos de consumo de la gente. El 79,1% de los consumidores asegura apoyar de manera deliberada a los proveedores locales (retailers y empresas con el foco puesto en los servicios) durante la crisis. Y el 57,7% declara comprar más productos locales y regionales que antes de que se declarara la pandemia.

El consumo bailará al son de la sostenibilidad y los productos locales tras la pandemia

En cuanto a los hábitos que el consumidor adoptará tras la pandemia, los proveedores locales logran encaramarse a lo más alto de la agenda de la gente. El 85,3% tiene intención de adquirir más productos y servicios de proveedores locales una vez haya pasado lo peor de la crisis. Y el 76,4% prestará asimismo más atención a los productos locales.

El interés del consumidor por el origen local de los productos que arroja en la cesta de la compra discurre de manera paralela a su inclinación por los alimentos y los artículos de origen orgánico. El 68,9% reforzará su interés por los productos bio tras la pandemia.

La calidad de los productos desempeñará también un rol de primer orden para el consumidor en el mundo que salga del cascarón tras la crisis. Y en consecuencia, el 69,2% será más cauteloso en sus decisiones de compra en el futuro.

El consumo restringido en tiempos de crisis podría traducirse también en un declive del consumo general a largo plazo. El 65,2% de los consumidores asume que comprará menos tras la pandemia.

En esta misma línea el 46,5% de los consumidores tendrá en mayor consideración la sostenibilidad en sus compras tras la crisis.

Así y todo, el 36% de los consumidores asegura que no modificará sus hábitos de consumo. Y solo el 12,7% teme tener que apretarse el cinturón en el futuro y tener que renunciar a productos sostenibles (que son generalmente también más caros).

Te recomendamos

Living Marketing

Mousee

Outbrain

Adecco

Podcast

Compartir