Tendencias

Los consumidores relegan la diversidad y el cambio climático

Los consumidores quieren que las marcas hablen de seguridad y privacidad

La última encuesta elaborada por FleishmanHillard Fishburn revela que la seguridad y privacidad de los datos se erigen por encima de la diversidad y el cambio climático entre los temas sobre los que los consumidores quieren que hablen las marcas.

protestarEn los últimos tiempos hemos sido testigos de cómo las compañías y sus marcas se han implicado en asuntos de índole social.

Algo que los consumidores han demandado fervientemente en casos como la igualdad entre hombres y mujeres, la diversidad o la lucha contra el cambio climático.

Pero ahora existe una preocupación mayor que todas estas. De acuerdo con los datos revelados por la última encuesta elaborada por FleishmanHillard Fishburn (sobre 1.000 consumidores de Reino Unido) en relación a las preocupaciones de los consumidores, estos quieren que las marcas pongan el foco en la seguridad de sus datos y la privacidad por encima de los esfuerzos en materia de sostenibilidad o diversidad.

La sociedad se dirige cada vez más a las marcas como un símbolo de liderazgo. Un estandarte de la defensa de sus ideales, pero todo ha cambiado.

El mundo se polariza ante cualquier cuestión y todo es susceptible de ser politizado por lo que las marcas no saben muy bien cuáles son los problemas que tienen que abordar.

Hace cinco años la seguridad de los datos de los usuarios no habría encabezado esa lista de problemas. Los escándalos con Facebook han dejado claro que la mayor preocupación de los usuarios pasa por su privacidad y la de sus datos en internet.

¿Cuáles son las principales preocupaciones de los consumidores?

El 53% de los consumidores revela que la seguridad y la privacidad de sus datos es su principal preocupación. Un tema sobre el que quieren que las marcas tomen una posición.

Si bien la sostenibilidad y la diversidad se han posicionado en los primeros puestos de las campañas sociales de las marcas, ahora sólo el 39% considera que las marcas deben dar su punto de vista sobre el cambio climático.

El porcentaje desciende al 37% en el caso de los temas relacionados con la diversidad.

“La seguridad y la privacidad de los datos son los temas que más preocupan a las personas. Sienten que hay un vacío".

Las grandes empresas deben asumir su responsabilidad a la hora de decir en voz alta que este es un gran problema para los consumidores”, explica Stephanie Bailey, directora general de FleishmanHillard Fishburn.

La opacidad y la falta de soluciones concluyentes ante casos como Facebook o Google+ han conseguido que los consumidores se sientan preocupados e inseguros.

Una preocupación que sería aún mayor si el debate sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres y los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU no gozasen de las altas cotas que reportan.

Bailey ha destacado que las marcas también muestran temores a la hora de iniciar el debate solicitado por sus consumidores. Temen que estos puedan pensar que están entonando el “mea culpa”, cuando en realidad es todo lo contrario.

“Los consumidores son realmente inteligentes. Ven lo que está pasando. Saben que están siendo saturados por la información y son mucho más conscientes de lo que nunca lo han sido”.

“Pueden detectar la sinceridad e identificar cuándo una compañía debería estar hablando sobre un tema que consideran como importante”.

La honestidad de las marcas es el pilar fundamental a la hora de superar el latente escepticismo del consumidor. Tienen que centrarse en los temas sobre los que están interesados.

“Existe un problema con las marcas que se suben al carro y eligen problemas con los que realmente no están alineadas. Un consumidor es capaz de ver esto y puede destruir todo el valor de una marca”.

Pepsi, y su campaña activista protagonizada por Kendall Jenner son el mejor de ejemplo de lo que las marcas no deben hacer. Y menos en este momento.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir