Tendencias

Consumidores saludables y azúcar: el estudio más amargo al que se ha enfrentado su marca

habitos-vida-saludableLos hábitos de vida saludable se están extendiendo en nuestra sociedad a una velocidad como pocas veces hemos visto. El estrés, las largas jornadas de trabajo y la cada vez más sedentaria vida que llevamos, han hecho que cada vez sean más las personas que se han puesto las pilas y quieren mejorar su salud.

Un movimiento que afecta directamente a las marcas. Especialmente a las que comercializan productos en los que las cantidades de azúcar o grasas son elevadas. Y es que cuando se trata de mantenerse saludable, los consumidores son muy conscientes de qué alimentos les benefician y cuáles deberían alejar de su dieta.

Con este escenario de fondo Nielsen nos ofrece unos interesantes resultados derivados de su último estudio. Realizado en Australia y bajo el título de Global Health and Ingredient Sentiment Survey, pone de manifiesto que el 59% de los consumidores australianos sigue de forma activa buenos hábitos de alimentación para mejorar su salud y prevenir problemas como la diabetes, el colesterol o la obesidad.

Unas conclusiones que, sinceramente, pueden ser extrapoladas a cualquier país. Basta con ver las últimas noticias sobre los informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) o las diferentes iniciativas puestas en marcha ante las cantidades de azúcares presentes en los refrescos.

Volviendo al estudio, el 24% de los consumidores sigue una dieta en la que se limita el consumo de azúcar. Cifra que asciende hasta el 44% si hablamos de los que directamente optan por dejar fuera de su dieta este dulce ingrediente. Un 10% por encima de la media global.

De los consumidores que han respondido que evitan el azúcar, el 30% lo hace porque tienen en su hogar una persona que lo requiere por razones médicas. En cambio, vemos como el 56% decide no comprarlo porque piensan que es perjudicial para su salud.

La nueva fotografía de la sociedad australiana se ha traducido en una disminución en las ventas de azúcar en el país. Hasta el pasado mes de abril, el volumen de ventas de azúcar ha caído un 3,5% respecto al año anterior.

Bajadas en las ventas que se reportan desde todas las tipologías de azúcar. Y el motivo es muy sencillo: cada vez se vende menos azúcar y con una frecuencia menor. Los datos de Nielsen revelan incluso que el 16% de los hogares australianos compra azúcar una vez al año.

Pero no encendamos todas las alarmas. Hay segmentos dentro del azúcar que están experimentando crecimientos. Tal es el caso del azúcar premium como la de caña o palma. Un segmento que ha registrado un incremento en ventas durante el último año del 35,1%.

Unos datos que también tiene una importante repercusión en otros sectores como el de la bollería industrial. El 36% de los encuestados afirma que le gustaría contar con una mayor gama de productos bajos en azúcares dentro de este terreno.

Ahora la pelota está en el tejado de las marcas. No olvidemos que la transparencia y la honestidad son requisitos imprescindibles para que consumidor no pierda la confianza en las marcas. Y mentirle en relación a los ingredientes que contienen sus productos, no es el camino. Ha llegado el momento de cambiar (pero de verdad).

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir