Tendencias

Medidas de seguridad severas en limpieza

Coronavirus y lavandería industrial: ¿por qué es tan importante este servicio en medio de la pandemia?

El coronavirus ha supuesto medidas más extendidas como la obligatoriedad de lavar la ropa a altas temperaturas

lavandería industrial

Hoteles y hospitales. Esos suelen ser los clientes habituales de Equipo H, proveedor de equipos de lavandería industrial, que por estos días sigue funcionando con normalidad a través de sus canales online, con propuestas especiales para los sectores que requieren equipos como lavadoras y secadoras industriales, normales o en columnas, y productos como planchadoras industriales, de tanta utilidad para la desinfección de prendas de seguridad.

Por el coronavirus, y por el Estado de Alarma emitido por el Gobierno español, las lavanderías y tintorerías han dejado de atender a gran cantidad de público, pero la lavandería industrial ha visto incrementada su cantidad de trabajo y su nivel de exigencia a máximos hasta ahora desconocidos.

¿Por qué son importantes las lavanderías industriales en estas horas cruciales?

Instituciones como laboratorios, hospitales, centros de salud privados y residencias de mayores; y profesionales del sector sanitario, de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas del Orden en cada ciudad española tienen algo en común: requieren encarecidamente de trabajos de limpieza y desinfección de sus prendas.

Es una labor dura, ardua, que se realiza a diario y que se debe realizar de la forma correcta. De ahí que se recurra a maquinarias y negocios especializados en este tema.

A raíz de estudios y publicaciones que se han sucedido en los últimos días, de la Organización Mundial de la Salud y otros organismos que trabajan de forma conjunta, las prendas de vestir pueden ser un medio de transporte para el aún desconocido virus que causa el COVID-19.

De tal manera que es indispensable una desinfección completa, con maquinaria correcta, a temperaturas altas y con productos químicos de uso industrial. Es ahí precisamente, donde las lavanderías industriales se han convertido en una de los pilares que están sosteniendo el trabajo en hospitales y en la sociedad en general.

De soluciones externas a internas

Las lavanderías industriales se han convertido en una necesidad. Como muchas otras industrias y establecimientos, por estas horas.

A raíz de los comunicados oficiales con el fin de trasladar la mayor parte de las fábricas a una situación de economía de guerra, donde la producción de éstas estará enfocada en material de uso sanitario, con mascarillas y equipamiento de seguridad, las lavanderías industriales pasarán ahora a formar parte de ese apoyo para las fábricas.

Fábricas que, al igual que sucede con las empresas que no han cerrado por ser de prioridad máxima, como los supermercados, deben maximizar todavía más los niveles de cuidado, limpieza y desinfección de cada uno de sus espacios, y de cada uno de sus uniformes.

Sin embargo, a razón del tema logístico, la lavandería industrial no sólo representa un servicio prestado a instituciones y empresas que trabajan para mantener un ápice de normalidad en la sociedad, hoy confinada en aras de reducir los contagios. Se trata también de servicios de venta de maquinaria especializada en la limpieza y desinfección de ropa, que está siendo vista con mejor cara que los servicios prestados en establecimientos externos.

Las ventajas están a la vista. La ropa es manipulada siempre dentro de las instalaciones, sean hospitales, clínicas o supermercados, por lo que el nivel de exposición es mínimo, ya que no hay necesidad de transporte, lo que minimiza el tiempo de espera, y puede resultar más barato al largo plazo.

Tiendas online como Equipo H, especializadas únicamente en la venta y distribución de equipos de lavandería industrial, mantienen contacto y envíos prioritarios a empresas e instituciones que así lo requieran.

Lavanderías industriales: ¿por qué son requeridas a tan alto nivel?

La higiene es una de las maneras más efectivas de contrarrestar la cadena de propagación del virus. Aunque muchas recomendaciones e investigaciones sobre el COVID-19 han cambiado drásticamente sobre la marcha, la higiene es una de las recomendaciones que ha permanecido inalterable, porque realmente funciona, y es una de las bases de toda estrategia efectiva de prevención de contagios.

Las lavanderías industriales son un eslabón de alta importancia en la prevención y en la correcta higiene, porque cuentan con la infraestructura y equipamientos para llevar a cabo las tareas más complejas de limpieza y desinfección.

Procesos de lavado intensivos

Mientras para el uso doméstico se extiende la recomendación de lavar la ropa de cama y las prendas de vestir con una periodicidad mayor, en el caso de las instituciones se requiere de mínima periodicidad y máxima intensidad.

Es el personal anteriormente mencionado el que tiene un mayor grado de exposición al virus, y por ende, el que tiene más posibilidades de contagiar (y de contagiarse) si algo no está debidamente desinfectado.

La lavandería industrial proporciona, gracias a su capacidad, ya que las lavadoras industriales son mucho más grandes que cualquier modelo doméstico, y gracias a la potencia, pudiendo abarcar mayor cantidad de trabajo en menos tiempo, algo que es vital ante la necesidad de trabajos de cuidados y prevención al nivel social más general.

Las temperaturas en entornos controlados

La lavandería industrial es una rama que está acostumbrada a procesos de lavado y de secado muy rigurosos, lejos de los que se estilan en cualquier ámbito doméstico.

El coronavirus ha supuesto un reto importante a nivel de higiene, y una de las recomendaciones más extendidas es la obligatoriedad de lavar la ropa a altas temperaturas, con un mínimo de 60 grados en muchos casos.

En empresas en las que el personal está expuesto directamente, la necesidad de higiene a altas temperaturas no sólo es mayor, sino que hace inviable cualquier procedimiento de limpieza que no pase por las soluciones industriales.

Las necesidades personalizadas

Con el tiempo en contra, con necesidades de espacio por abarcar más pacientes y cuidados, los productos de lavandería industrial más solicitados pasan por ahorrar tiempo y espacio, a la vez.

Equipos como las lavadoras y secadoras en columna, y las planchadoras industriales, para poder abarcar mayor cantidad de ropa y para poder desinfectar a altas temperaturas, respectivamente, se han convertido en las solicitudes mayoritarias de hospitales, centros clínicos y residencias de mayores en las principales ciudades españolas.

Mientras el personal sanitario y de seguridad combate al virus en las salas de hospitales y en las calles, hay una industria invisible que está trabajando por mantener la higiene, la limpieza y la desinfección en un nivel muy alto, como es la lavandería industrial.

Nota de prensa

Te recomendamos

EVO Banco

A3Media

LIONS LIVE

Podcast

Compartir