Tendencias

CUANDO LA MARCA PERSONAL DE UN DIRECTIVO SUPERA A LA DE LA COMPAÑÍA

Microsoft es igual a Bill Gates y viceversa. Así, muchas compañías son identificadas de inmediato por sus presidentes o directivos. Sin embargo, a veces es tal la marca personal que han forjado los directivos que llegan a anular la marca corporativa de la compañía que representan. Lo peor viene cuando deciden abandonar la empresa y se llevan con ellos la reputación de la marca. Sobre este tema han hablado Dave Ulrich y Norm Smallwood en un artículo de la Harvard Business Review.

Ambos investigadores señalan que en muchas escuelas de negocios se suele desarrollar al líder individual y no el liderazgo de la empresa como marca. Esta es, según ellos, una de las principales trampas para muchas empresas. Gonzalo Brujó, consejero delegado de Interbrand en España. También alerta sobre el “excesivo ego” del directivo, ya que en un momento de crisis puede afectar de manera muy negativa a toda la compañía.

Para los autores, se debe confrontar el liderazgo de los máximos directivos con el de la marca en todo momento, y siempre deben estar orientados al cliente. Concluyen afirmando que “el consejero delegado debe trabajar su marca personal, pero también actuar como director de marca de la empresa”.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir