Tendencias

CUANDO TU VÍDEO DE BODA SE CONVIERTE EN VIRAL DE ÉXITO

Hay bodas bonitas, bodas memorables, pero también, bodas virales. Es lo que ha sucedido con la boda de Jill Peterson y Kevin Heinz. La pareja decidió dar un toque de humor a su boda y montó una coreografía como inicio de la ceremonia. El vídeo fue subido a YouTube y en menos de dos semanas ha conseguido más de 15 millones de vistas. Ante el éxito, la pareja ha decidido utilizarlo como gancho para recolectar fondos desde su página Jkweddingdance.com para una asociación contra la violencia doméstica.

Pero esta historia no está libre de polémicas. La canción que bailan los novios y los invitados es Forever, un éxito del cantante Chris Brown, hoy mejor conocido como el novio de Rihanna que la mandó al hospital como consecuencia de una paliza. Y es que el cantante podría beneficiarse económicamente de esta acción contra la violencia de género.

Las políticas de derechos de autor de YouTube permiten que las discográficas, en este caso Sony Music, se lleven una parte de los ingresos que los vídeos que usan sus canciones obtienen por publicidad. Además, Brown y Sony han insertado publicidad en la parte superior del vídeo para que los usuarios se descarguen la canción desde Amazon o iTunes. Esto ha disparado a Forever en las listas de éxitos más vendidos, situándose en el puesto 4º de iTunes y en el 3º de Amazon.

Según Nielsen SoundScan, en la última semana de julio se hicieron 50.000 descargas de la canción, un 1.721% más que la semana anterior. Es todo un éxito teniendo en cuenta que la canción se lanzó hace más de un año.



Jill and Kevin wedding

Ahora ha salido una segunda parte del vídeo, "Saliendo del juzgado para divorciarnos", pero la pareja ya ha desmentido que su separación sea real y afirman seguir felizmente casados.



Saliendo del juzgado

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir