Tendencias

Cultura empresarial como herramienta de productividad (y felicidad de los empleados)

cultura-empresarialLa última jornada de El Ojo de Iberoamérica avanza con la vista puesta en las últimas tendencias que están marcando el ritmo de la industria publicitaria. Y lo hacemos con la presentación ofrecida por Miguel Simoes, partner y CEO de LOLA MullenLowe España que ha puesto de relieve la importancia de la cultura empresarial.

"El activo más importante de cualquier empresa son las personas", ha comenzado a modo introductorio para hablar de la gestión del talento. "Somos tan buenos como el talento que tenemos y debemos saber gestionarlo de la mejor manera".

Razón por la que ponemos el foco en la importancia de la cultura empresarial como impulsora de los resultados de negocio. “Una cultura fuerte ayuda a mejorar la excelencia en el lugar de trabajo”, por lo que es necesario contar con el ecosistema adecuado para desarrollarla.

“Una cultura fuerte refuerza la continuidad del negocio. Tiene que estar por encima de todos los retos a los que nos enfrentemos. Esto permite que nuestros negocios sean más duraderos”, ha explicado recalcando que la fortaleza de la cultura empresarial no solo mejora la reputación de marca sino que tiene consecuencias en la felicidad de los empleados.

Los nuevos candidatos podrían aceptar hasta un 8% menos de su sueldo, solo por el activo de la cultura de una empresa. Globalmente, sólo el 13% de los empleados se siente comprometido con la empresa con la que trabaja. El 96% de los trabajadores cree que las compañías necesitan un cambio cultural.

El 63% de los trabajadores estadounidense declara no estar completamente con la cultura de su empresa. “Estos datos demuestran que la oportunidad que tenemos delante es real”.

“Una cultura fuerte, alineada con una política de contratación coherente, puede crear lugares de trabajo envidiables y atraer mejor el talento”, ha argumentado sobre el escenario de El Ojo 2016.

Una vez hemos digerido todos estos datos, vamos a ver en el vídeo que le mostramos a continuación cómo desde LOLA MullenLowe entienden esa oportunidad de la que le hablábamos:

“Mejor talento genera menos rotación, menos ausencias no planeadas, mejor experiencia de cliente, incremento en ventas y un crecimiento del 30% en términos de negocio”.

Ahora que tenemos más claro cómo debemos construir una cultura empresarial fuerte, lo primero que debemos hacer es dejar claro lo qué no es cultura empresarial: “Cultura no es posicionamiento ya que este concepto debería responder a por qué los clientes deberían contratarnos”. Así lo definen desde LOLA:

lola2

La reputación tampoco es cultura puesto que es externa, mientras que la cultura empresarial debe ser interna. “Cultura es la suma de valores, actitud del management multiplicado por los actos de toda la compañía”.

Los valores son el pilar de la compañía, tienen que ser fáciles de explicar e incluso divertidos. No deben ser menos de dos y no superar la decena. Debemos pensarlos durante mucho tiempo. Todo el que requiera siempre con gente tanto externa de confianza como con los que componen la compañía.

La cultura debe encontrarse entre las prioridades de los líderes y fundadores de la empresa. Tienen que ser ejemplo de esto puesto que es la mejor forma de inculcar este en el resto del equipo. “Hagan lo que yo hago y no solo lo que yo digo”, apunta Simoes.

“Deberíamos incluso despedir gente o terminar contratos en función de la afinidad que tienen con los valores de la compañía”, puesto que la cultura es el alma de la empresa. La campaña que le mostramos a continuación es el ejemplo perfecto de lo que le estamos contando:

La clave reside en hacer calar estos valores entre todos los miembros del equipo. Comunicarlos de forma constante y, lo más importante: vivirlos. “La cultura hace de ecosistema para que la estrategia funciones”, ha concluido.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir