Tendencias

Decir que la publicidad ha muerto es una estrategia de marketing pasada de moda

Decir que la publicidad ha muerto es una estrategia de marketing pasada de moda¿Buen titular, no? Decir que el marketing ha muerto es captar la atención de forma inmediata. Así lo entendió la Harvard Business Review que tituló un post reciente bajo la frase de “El marketing ha muerto“, escrito por Bill Lee. Pues bien, más allá de la paradoja de que el propio Lee recurra a una técnica tradicional de marketing para llamar la atención sobre su texto, una vez más nos encontramos ante un caso en el que las definiciones y las explicaciones pueden confundir.

Lo que parece que Lee trataba de decir, aunque no parece estar muy calro, es que la publicidad tradicional ha muerto, al menos tal y como la conocíamos hasta la fecha. Esto es lo que el post dice exactamente: “El marketing tradicional, en el que se incluye la publicidad, las relaciones públicas, el branding y la comunicación corporativa, ha muerto. Mucha gente que ocupa puestos de marketing tradicionales puede no darse cuenta de que están trabajando en un entorno muerto”. Para aclarar este punto, el marketing no está muerto, como dice Lee, sino que la publicidad está muerta, según afirma Mitch Joel, presidente de Twist Image en su blog. Y no se trata de un error semántico, es que el marketing no puede estar muerto porque el marketing lo es todo.

No todas las marcas son sociales porque no todas las compañías lo necesitan
La publicidad tradicional ofrece más oportunidades que cualquier otra solución de las que propone Lee. En este sentido, la publicidad, como forma de informar a las masas sobre un producto o servicio, no es sólo relevante sino que seguirá siendo un componente integral para todas las campañas de marketing estratégico.

Y más allá de las cuatro áreas que la Harvard Business Review define como la nueva generación de servicios de marketing, no debemos olvidar que cuantas más opciones de medios generemos, más sereducirá el valor de un anuncio. Esto es una realidad. La publicidad era un modelo escaso y ya vivimos en un mundo en el que los anuncios pueden ir y hacer cualquier cosa. Pero aún así sigue siendo un modelo escaso: hay muy pocas opciones si uno quiere comprar un espacio para un anuncio en la Super Bowl o en la página de inicio de The Huffington Post.

Entonces, ¿es que ha cambiado el modelo de valor de la publicidad? Sin lugar a dudas. De hecho, si queremos informar a una amplia audiencia sobre nuestra marca, la publicidad todavía está mucho más viva. Decir que el marketing ha muerto es como decir que el desarrollo de productos está muerto o que el branding está muerto. Es algo que se llevará un montón de clics pero no hay argumentos sólidos tras esa afirmación.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir