Tendencias

Bruce Dickinson, vocalista de Iron Maiden, habla de negocios, creatividad y tecnología

Del heavy metal a la tecnología: así le picó a Bruce Dickinson el "mosquito creativo"

Bruce Dickinson, vocalista de Iron Maiden, ha participado en VTEX Day 2018, en donde ha hablado,a través de una inspiradora ponencia, de su incursión en el mundo de los negocios.

Del heavy metal a la tecnología: así le picó a Bruce Dickinson el "mosquito creativo"Músico de profesión, empresario por elección, y soñador por convicción. Puede que Bruce Dickinson sea uno de los rostros más conocidos de la música heavy, pero el líder de Iron Maiden es mucho más que eso.

Cuando en 1993 abandonó momentáneamente la agrupación musical, tras una década llena de éxitos, lejos de conformarse con su fama, Dickinson se propuso explorar nuevos horizontes y retarse a sí mismo persiguiendo ambiciones de juventud que le han llevado a tan dispares mundos como el de la aviación, la cerveza o el esgrima.

“En tan solo un año los sueños que tenía desde los 16 se hicieron realidad. Sin embargo, me deprimía pensar que mi vida sería igual siempre, grabar un álbum, salir de gira, etc”, señala el músico en su intervención en VTEX Day 2018.

Inspirado por la figura de su tío, ingeniero de aviación, Dickinson no dudó en formarse para ponerse a los mandos de una aeronave y “no ser John Travolta” le llevó dejar a un lado la posibilidad de poseer su propia compañía de aviación para pasar a ser parte de la plantilla de una aerolínea comercial.

“Crear algo empieza con un sueño. Si lo sueñas, puede ocurrir, si no lo haces, nunca pasará. Tienes que permitirte pensar out of the box”, cuenta Dickinson.

La casualidad, como de costumbre, dio origen a la compañía de mantenimiento aeronáutico Cardiff Aviation, que el músico dirige en la actualidad. Pero, junto a estas actividades, el cantante también ha dedicado tiempo a practicar componer, escribir sus memorias o luchar contra un cáncer.

Pero a lo largo de la vida del artista británico no todo han sido éxitos. El fracaso también ha sido parte del camino de Dickinson en los negocios y así lo ha reconocido durante su ponencia.

No obstante, “cuando te caes del caballo tienes dos opciones: no subirte nunca más o volver a subirte. En mi opinión te vuelves a subir y aprendes a adaptarte, pero nunca, nunca te rindes”.

Sobre su experiencia en el mundo de los negocios, Dickinson reconoce odiar a los consumidores, “son el enemigo. Consumidor es una persona que puede huir”. Por ello, el músico apuesta por establecer relaciones con las personas que vayan más allá y sean capaces de transformar a esos consumidores en fans.

“¿Cuándo dejas de apoyar a tu equipo de fútbol? Nunca. Tu equipo puede perder todos y cada uno de los partidos por el resto de la historia y seguirías apoyándolo”, ejemplifica.

Y en este afán por construir una legión de incondicionales, la comunicación es vital. “La comunicación es bidireccional. Enviar mensajes no lo es”, destaca en referencia a la “estupidez” de las comunicaciones electrónicas.

Como fiel defensor de las relaciones puramente humanas, Dickinson ha mostrado al público su teléfono móvil, un Nokia 3310. “Con él hago algo pasado de moda: hablar con la gente. Podría hacerme millonario con las criptomonedas, pero me interesan las personas”.

Muestra de ello es el dron “comestible” que la compañía Windhorse Aerospace, de la que Dickinson es parte, ha creado. Aunque de momento solo es un prototipo, este proyecto podría suponer un gran avance en el terreno de la ayuda humanitaria.

Capaz de transportar 50 kilos de comida en su interior, el aparato podría ofrecer alimentos a diario a 50 personas en tan solo 1 hora y con un coste de 187 dólares por cada dron.

Un ejemplo del potencial de la tecnología bien aplicada que nace como “casi todas las ideas del mundo, de la observación, de escuchar a los demás”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir