Tendencias

Del libro a la tableta: las tendencias en formación que vienen para quedarse

La cada vez mayor especialización del mercado laboral exige que los profesionales del sector estén mejor capacitados.

Es por ello que la formación es un valor diferencial hoy en día en un mercado en el que las compañías demandan habilidades muy específicas.

Pero, ¿por dónde pasa el futuro de la educación?

Para conocer cuáles son las últimas tendencias en formación hemos acudido a la presentación de un estudio elaborado por Coolhunting Group para ICEMD-ESIC y que explora este campo.

Los encargados de dar a conocer los resultados han sido Eduardo Gómez, director general de ESIC; Lourdes Rodríguez, CEO de Coolhunting Consulting y Joost van Nispen, Presidente de ICEMD.

Eduardo Gómez, director general de ESIC, ha señalado que el constante cambio de las empresas es uno de los grandes factores que impulsan el cambio en los planes de formación con el objetivo de construir una oferta para formar profesionales competitivos.

También destaca la digitalización del mercado que, asegura, ha marcado un antes y un después en la gestión de las empresas. Pero también ha marcado una nueva forma de enseñar y aprender, "un aprendizaje que queremos que sea distinto poniendo al alumno en el centro y haciéndole más protagonista de su propia formación".

La educación presencial será el espacio en el que el alumno podrá aprender y emprender. "El conocimiento ahora se construye entre todos de manera horizontal, algo que ha cambiado la figura del formador, que ahora fomenta experiencias, acompaña a los alumnos en el proceso", añade.

La globalización es otro de los factores que para Gómez influyen en los cambios educativos. "Nuestro objetivo es formar profesionales globales. Ya no bastan los intercambios para fomentar la internacionalización y nosotros estamos construyendo esta internacionalización desde dentro, con programas bilingües, en un ambiente de globalidad. Queremos formar profesionales para competir en un contexto global".

Es por ello esencial que los alumnos adquieran dos competencias esenciales: los idiomas y una mentalidad internacional.

Además, la llegada de nuevas ideologías hace necesario que desde los ámbitos educativos "fomentemos el pensamiento crítico de nuestro alumnos y esto pasa por una vuelta al humanismo que se presenta como todo un reto".

Joost van Nispen ha querido comenzar hablando de la llamada EdTech, es decir, las innovaciones digitales relacionadas con la educación.

"Los cambios tecnológicos han afectado indudablemente al sector pero no necesariamente lo han transformado. El modelo fundamental permanece. La transformación en educación está tardando, todavía no se ha producido. Para que se produzca se tiene que dar una revaloración del papel de la educación en la sociedad de hoy en día", afirma.

Algo que considera un desafío porque el entorno laboral sí se ha transformado.

Por lo que van Nispen se pregunta, ¿está la educación preparada para seguir ofreciendo una formación que se ajuste a las nuevas necesidades del entorno? ¿Nos adaptamos al cambio o nos anticipamos a él?

Para poner al alumno en el centro hay que tener en consideración su contexto único, entender de manera profunda a las nuevas generaciones, sus motivaciones cambiantes, características y hábitos.

Dada esta nueva situación, el sistema educativo del futuro está influido por:

Estudiantes activos, diferentes a los que estamos acostumbrados

El estudio explora la nueva generación Alpha, los nacidos a partir de 2010, hijos de millennials y son los verdaderamente digitales.

Los cambios tecnológicos han estado presentes en sus vidas desde su nacimiento y vivirán la evolución hacia el nuevo sistema educativo.

Demandarán medios digitales e interactivos con feedback inmediato y constante para poder personalizar y adaptar contenidos.

Quieren ver, experimentar y exigen flexibilidad, colaboración. Apuestan por un modelo de libros abiertos, learner centric en el que los formadores pasan a ser coach y sustituyen o hibridan los dispositivos y los libros en papel.

Modelos educativos: Encontramos nuevas formas de aprendizaje como la flipped classroom, es decir, se aprende fuera del aula y se pone en práctica, se profundiza y comparte dentro de ella.
Pero también gana fuerza el blended learning la combinación de formatos online y presenciales y de distintos sistemas y formas de aprendizaje. Aprendizaje colaborativo.

La hiper personalización pasa por la creciente importancia de hacer un viaje individual para cada persona algo que el mundo online permite al adaptarse al ritmo y las necesidades de cada alumno.

"La tendencia es hacia la integración de este aprendizaje en las clases presenciales y combinada con la colaboración", expica van Nispen.

Learning by doing. "Nuestra sociedad necesita menos conocimiento que ahora esta al alcance de cualquiera, y más habilidades para poder hacer cosas. Estamos viendo una mezcla de tendencias: microlearning, píldoras de conocimiento muy breves y concentradas; Edu-tainment, realidad aumentada al servicio de la formación, etc".

Nuevas habilidades: Los alumnos deben convertirse en solucionadores de problemas. Se fomenta además la responsabilidad social que comienza a formar parte de la educación con el objetivo de ser consciente de los impactos de nuestros actos.

Mindful learning, es decir, hacer las cosas de manera más tranquila y en armonía con nuestro entorno. "Se basa en la concienciación de que somos una mayoría de minorías lleva a la formación a poner el foco en la gestión eficaz en un entorno diverso y multicultural, enseñar a las personas a colaborar y construir con personas muy diferentes a ellas".

Tecnología: La inteligencia artificial chatbots y robots que se integran en el aula para apoyar los procesos formativos.
"Es la tecnología que más transformará la educación. El chatbot se convierte en un tutor personal en la nube", afirma.

Por su parte, el Mobile-Learning hace de educación ubicua y on the go con la posibilidad de reforzar los conocimientos en cualquier momento.

Entorno actual: caracterizado por la globalidad, los flujos migratorios y los refugiados ha dado lugar a un mundo en el que "las fronteras se crean y destruyen constantemente. El aprendizaje de idiomas es fundamental y ya no se basa en las clases sino en un nuevo sistema interactivo e incluso basado en la gamificación".

Todo esto lleva también a la necesidad de rediseñar los espacios, algo que ya estamos viendo con el objetivo de crear lugares dinámicos, inspiradores que fomenten la colaboración y donde los alumnos se sientan a gusto.

Se trata así, de un futuro caracterizado por la formación 360 grados, de una reorientación que ponga la educación en el centro, un compromiso con las oportunidades de ahora y del futuro.

Si quiere descargar el informe completo, haga clic aquí.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir