Tendencias

DEL MARKETING DESESPERADO AL MARKETING DE INNOVACIÓN

Si queremos encontrar dos empresas cuya forma de plantear campañas publicitarias sea diametralmente opuesta, estas son Burger King y Ford, tal y como recoge la publicación Advertising Age. Mientras que la primera se basa en la innovación como nota detonante de sus estrategias, innovación que le ha dotado de jugosos beneficios, la otra parece haber hecho un trato con la desesperación, no sacando nada en claro de esta decisión.

¿Por qué Ford sigue haciendo este tipo de publicidad? Podría deberse al deseo que tiene la marca por recuperar el éxito de la célebre campaña del Taurus, que reunió ganancias y premios de creatividad. Esta campaña, basada en los valores familiares y de activación de la imagen de marca, tiene ya 20 años con lo que está muy anticuada y ha dejado de interesar a los consumidores. Resulta poco atractivo repetir sus patrones año tras año. Es lo que se llama “marketing desesperado”.

Por su parte, Burger King ha creado toda una estructura de comunicación con anuncios, campañas novedosas, equipos de asesoramiento y marketing directo. No ha decaído desde los últimos diez años porque ha sabido adaptarse a la actualidad de cada momento. Sus estrategias se basan en la presentación de nuevos productos, segmentación en el mercado de los medios, constante fijación por un target determinado sobre el que inclinan sus campañas y reconocimiento de sus propias raíces.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir