Tendencias

¿Cómo distinguir a un buen jefe?

Diga adiós al jefe de la vieja escuela: esto es lo que distingue a los buenos gestores

Un nuevo estudio realizado por The Predective Index arroja sorprendentes resultados sobre las características que posee un buen jefe.

jefeEs fácil distinguir a un mal jefe, basta con pasar unos minutos con ellos. Pero, cuando se trata de detectar a los buenos jefes, las opiniones distan mucho entre sí. Un nuevo informe realizado por The Predective Index, realizado a través de una encuesta a 4.200 personas, ofrece algunos resultados ciertamente sorprendentes, según Forbes.com.

Según esta encuesta, estos son los 10 atributos que poseen los buenos jefes (en orden descendente): una fuerte ética de trabajo, honestidad, sentido del humor, confianza, actitud positiva, toma de buenas decisiones, reconocimiento a los empleados cuando hacen un buen trabajo, pasión por su empleo, amplio y profundo conocimiento de su área de gestión y una buena comprensión del negocio completo.

Lo más sorprendente de estos datos es la ausencia de ciertos atributos que siempre se han relacionado con los buenos gestores. Por ejemplo, la autoridad, la dureza, la responsabilidad, la apariencia ejecutiva o la habilidad de realizar una presentación efectiva ante grandes públicos.

Estas serían, por decirlo de algún modo, las cualidades del jefe de “la vieja escuela”. De hecho, seguramente fueran totalmente ciertas cuando la vieja escuela era todavía la nueva escuela. Por lo tanto, el principal hallazgo del estudio de The Predective Index es el siguiente: los tiempos están cambiando. O incluso puede que ya lo hayan hecho.

Lo bueno de esto es que probablemente el cambio sea para mejor. Si un jefe está seguro de que sus empleados están rindiendo, de que están obteniendo los mejores resultados posibles, ¿de qué sirve mostrarse autoritario? Cuando se piensa con detenimiento, uno se da cuenta de que no sirve para nada. En cambio, un ambiente de trabajo con confianza y donde los logros son celebrados genera confianza. Y la confianza da pie a mayores éxitos que la autoridad.

Pero hay una cuestión que todo buen jefe debe tener siempre presente. No tiene sentido hacer preguntas si no se van a escuchar las respuestas.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir