líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Según el informe 2020 Global Marketing Trends de Deloitte

El 80% de los consumidores pagaría más si la marca aumentara su responsabilidad social y medioambiental

Redacción

Escrito por Redacción

Entre otros aspectos, el 86% de los consumidores valoraría también positivamente que las empresas explicasen para qué cometidos y con qué objetivo necesitan utilizar sus datos personales.

La paulatina evolución exponencial de la digitalización supone un reto creciente para cualquier organización al momento de establecer relaciones personalizadas con su público. Por esto mismo, es lógico que el propósito empresarial haya ido ganando peso entre las compañías que quieren y necesitan diferenciarse. Según el informe 2020 Global Marketing Trends de Deloitte, el 80% de sus clientes estaría dispuesto a pagar más si la marca fuera más responsable en el ámbito social y medioambiental.

En este sentido, el estudio señala que las compañías con un propósito empresarial bien definido logran alcanzar niveles de innovación un 30% más altos. Además, consiguen retener su talento un 40% más que su competencia directa. Todo ello deriva en mayores ganancias de cuota de mercado y un crecimiento tres veces más veloz, junto a una mayor satisfacción por parte tanto de sus trabajadores como de sus consumidores.

Existen diferencias notables con la edición previa del mismo informa, donde los clientes apuntaban la calidad y el precio como los aspectos decisivos para escoger una marca. Sin embargo, los resultados de este año han variado. Ahora, los empleados de las empresas, como “embajadores de marca”, aparecen como el primer factor determinante en la decisión de compra de los consumidores, al menos para un 28% de ellos.

Para Flor de Esteban, socia responsable de Deloitte Digital y líder de la iniciativa CMO Program en España, “la identificación del cliente con el propósito de marca es la principal causa de fidelización, por lo que el área de Marketing ha puesto el punto de mira en nuevos aspectos, donde los trabajadores han ganado peso como embajadores de marca”.

El estudio remarca también nuevas funciones dentro del departamento de Marketing de las compañías, entre las que destaca el liderazgo en esta área. En este caso, este liderazgo es entendido como capacidad para construir una cultura interna que apoye a los trabajadores, considerados los mejores embajadores de la marca para la que trabajan.

En lo referente a nuevas tecnologías aplicadas al área de Marketing, queda subrayada la importancia de la Inteligencia Artificial y del Big Data. Ambas constituyen las herramientas principales para predecir la cultura empresarial gracias al trabajo de equipos multidisciplinares, por ejemplo.

Por otro lado, un 86% de los encuestados encuentra fundamental explicar correctamente al consumidor los beneficios del uso de sus datos con motivos publicitarios. Estos datos de cliente permiten al departamento de Marketing personalizar la forma que tiene la empresa de interactuar y construir la relación de confianza con el consumidor. En este sentido, la transparencia y protección en el uso de estos datos es clave para fortalecer la relación entre ambas partes.

Flor de Esteban añade al respecto que “las nuevas tecnologías deben ponerse al servicio no solo de las compañías, sino también de sus clientes. Gracias a las nuevas posibilidades que abren en materias como protección de datos o personalización de la oferta, las herramientas tecnológicas tienen la capacidad de transformar la relación entre ambos, aumentando la confianza y los beneficios mutuos.”

 

Las ventas en el Black Friday experimentarán un aumento del 10,11% en e-commerceAnteriorSigueinteAliExpress abrirá en Barcelona su segunda tienda física en nuestro país

Contenido patrocinado