Tendencias

El precio de independizarse

El abusivo precio de los alquileres empuja a los consumidores a "tirar" de mini préstamos

El precio de los alquileres en ciudades como Madrid o Barcelona se ha disparado, y muchas personas encuentran en los mini préstamos la única posibilidad para hacer frente a los costes de la independencia.

mini préstamos

Los precios del alquiler en España están por las nubes desde hace unos años, en especial en las grandes ciudades, pero cada vez más en sus zonas metropolitanas y ciudades adyacentes. La oferta es escasa en comparación con la demanda y los portales especializados registran subidas de más del 7% anual. El alquiler no perdona y a veces puede ser una losa de difícil pago, en especial los primeros meses cuando se acumulan fianzas, mudanzas, meses por adelantado y cambios de suministros. LoanScouter España recoge en su portal una opción para salir de este apuro: los mini préstamos.

El precio de independizarse

Para los que buscan independizarse o cambiar de residencia, estos números de vértigo son un obstáculo. La complicación ya no es solo encontrar un apartamento decente, que se adapte a los gustos de quienes van a vivir y a las exigencias del lugar, sino que, debe tener un precio que seamos capaces de pagar.

En Madrid y Barcelona, las dos ciudades con mayor población, el precio del alquiler es, muchas veces, prohibitivo. Son los dos municipios más caros del país. En estas ciudades, pero también en otras, muchos inquilinos pueden encontrarse con situaciones y momentos en los que necesitan un extra de liquidez, un dinero en el bolsillo para lanzarse y alquilar un piso (incluyendo fianzas, meses adelantados y tasas) o simplemente pagar la renta mensual.

Para ello no es necesario que se den problemas económicos: basta que se junten dos o tres circunstancias, como el retraso de una nómina, un mes con gastos de seguros o impuestos, multas, para que una inyección de dinero como la que dan los microcréditos sea la solución, un balón de oxígeno hasta que puedas solucionar la situación a tiempo. Muchas empresas los ofrecen sin intereses para nuevos clientes, lo que permite acogerse a ellos con un coste prácticamente cero.

Compartir piso también sale caro

Los portales especializados de alquiler indican que el coste medio de una habitación en piso compartido en España se sitúa actualmente un poco por encima de los 300 euros, algo más en las ciudades importantes. Ése es el importe gratis que algunas financieras ofrecen a nuevos clientes en su primer préstamo, y permiten devolverlo en 30 días. Con esos 300 euros se puede pagar una mudanza rápida, o una parte del alquiler, y no endeudarse en cantidades mayores.

Este tipo de mini préstamos son recomendados como solución puntual, única y esporádica, no como una solución de cariz habitual como fuente de financiación. Las asociaciones de entidades recomiendan su contratación responsable. Son ideales como productos si se devuelven tan rápido como se contratan, ya que en caso contrario más allá del período estándar de devolución sí incluyen intereses y comisiones que encarecen el producto.

Te recomendamos

Living Marketing

Mousee

Outbrain

Adecco

Podcast

Compartir