Tendencias

El amor a la carta: así han cambiado las aplicaciones de citas la forma de ligar

aplicaciones de citasLas nuevas tecnologías han irrumpido con fuerza en nuestras vidas abarcando cada vez más ámbitos de la misma. Nada escapa a su alcance, ni siquiera, sentimientos como el amor, que ha pasado a convertirse en un auténtico negocio.

Las aplicaciones de citas o las que pretenden ayudarnos a encontrar a nuestra media naranja han proliferado en los últimos años gracias a que cada vez son más las personas que apuestan por encontrar a esa persona especial en internet. Nueva York se ha convertido en un claro ejemplo de esto.

Una ciudad en la que, a pesar de haber un excedente de población, los grupos de amistad son muy cerrados, las relaciones laborales pocas veces trascienden al terreno personal y en la que los escarceos nocturnos en bares o discotecas no suelen conducir a ninguna parte. Este es sólo un reflejo de lo que sucede en cada vez más lugares del mundo.

Con este espíritu, se presentan ante nosotros las aplicaciones y webs de citas. La tecnología es ahora la que se encarga de buscarnos nuestra pareja perfecta mediante “complicados” algoritmos que se nos venden como más certeros que el propio corazón.

Un claro ejemplo de esto es Match.com. El site de citas más grande del mundo que asegura que ha formado más de 10 millones de parejas en EEUU a lo largo de sus 20 años de vida. En la otra cara de la moneda, nos encontramos con uno de los protagonistas de las noticias de las últimas semanas: Ashley Madison.

La web que nos pone en bandeja el adulterio de una forma completamente secreta, fue hackeada recientemente comprometiendo la privacidad y las aventuras amorosas de millones de usuarios de todo el mundo.

“La tecnología no está cambiando el amor sino que está modificando la forma en la que lo conseguimos”, explica la antropóloga Helen Fisher en una entrevista concedida a la CNN recogida por Business Insider. “Nunca se podrá cambiar el amor ya que responde al cerebro”.

Muchos defienden el uso de estas aplicaciones para pasar un buen rato y disfrutar más que para encontrar el amor en las mismas. Tinder, otra app de citas, nació en 2012 con el objetivo de facilitar hasta 26 millones de encuentros diarios. “Tinder ha revolucionado la forma en la que las personas se encuentran”, señala un portavoz de la compañía. La app se ha convertido en una forma de vida para cada vez más jóvenes o al menos como un buen aliado cuando las citas escasean.

La revista Psychological Science señala en uno de sus últimos artículos que no existe ninguna evidencia de que los algoritmos con los que cuentan estas aplicaciones o sites garanticen que las personas que ponen en común vayan a tener química.

Lo cierto es que el auge de estas nuevas técnicas para encontrar el amor parece que no tiene límites. Con detractores y defensores a partes iguales, los tiempos cambian y tenemos que hacerlo con ellos y, el amor, no iba a ser ninguna excepción.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir