Tendencias

El chasco de Facebook en Bolsa amedrenta al sector

Ya hace un mes que Facebook está en Bolsa y el resultado es, para los accionistas, de todo menos satisfactorio. A pesar del rally de remontada de dos cifras que se ha marcado en la pasada semana, las acciones han deparado a sus inversores durante el primer mes en Wall Street pérdidas de más del 20%. No obstante, los daños para el mercado bursátil son bastante mayores: tras el fiasco de Facebook, pocas son las empresas que se arriesgan con Wall Street. En junio ha habido tantas entradas en Bolsa como hace 37 años… es decir, absolutamente ninguna.

Ha sido un mes para olvidar, ya que, a pesar de la remontada en los últimos metros de la carrera, los accionistas de Facebook siguen viendo el "3" en la cotización. Tras un furioso rally en la última media hora de la jornada del viernes, las acciones de Facebook reconquistaron por primera vez después de tres semanas la marca de los 30 dólares. Ésta es la buena noticia que ya muchos economistas habían predicho, como informa Meedia.

La mala: quien compró participaciones de Facebook a los 38 dólares del tipo de emisión se enfrenta todavía a pérdidas de más del 21%. Con ello, Facebook consiguió el tercer “peor primer mes” de un debutante en Bolsa, recaudando unos ingresos de al menos 1.000 millones de dólares.

La leyenda de la Bolsa James Cramer fustigó la embrollada entrada en Bolsa de la red social más grande del mundo, que redujo a polvo una capitalización de mercado de 35.000 millones de dólares, como “la deshonra de la vida de un accionista”. Pero el antiguo gestor de fondos de cobertura y actual moderador de la CNBC no se refería con eso únicamente a los daños que Facebook ha producido en sus nuevos accionistas, sino los que ha ocasionado a todo el sector.

“Todos habrían debido ganar con este trato”, aclara Cramer, aunque justo antes de la entrada en Bolsa hubo indiscreciones a través del banco Morgan Stanley y los analistas degradaron, sorprendentemente, la acción a corto plazo y recuperaron sus precios objetivos. Pero el daño ya estaba hecho.

La dimensión del fiasco se aclara solamente si miramos hacia atrás: las acciones de social media se derrumbaron en sincronía con Facebook, empresas privadas de internet como Twitter se hundieron en el mercado secundario, los veteranos de Silicon Valley enviaron advertencias y declararon estar preocupados sobre futuras rondas de financiación.

Un estudio de Dealogic aclara ahora cuán dramáticamente está afectado el mercado, desde el fiasco de Facebook, respecto de las nuevas emisiones. Ni una sola empresa se ha arriesgado en lo que llevamos de mes de junio a lanzarse a la Bolsa estadounidense.

Dealogic encontró que el último junio sin entradas a Bolsa fue el de 1975, según la estadística. El mercado de entradas en Bolsa de empresas de internet parece que estará, por lo menos hasta otoño, un poco muerto, según supone Goldman Sachs.

Te recomendamos

A3

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir