Tendencias

Según el informe “Post Covid-19: Las fases del consumo” de Bnext

El consumo creció un 1,2% de media entre los españoles durante la desescalada

A pesar de ello, este crecimiento fue sufriendo altibajos en cada fase de la desescalada, aunque siempre hubo sectores que crecieron de forma extraordinaria para mantener el crecimiento

Kantar consumo distribución

Poco a poco, la llamada “nueva normalidad” se ha ido instaurando en la mayor parte de nuestro país sin inconvenientes reseñables, con todo lo que ello ha conllevado. Estamos siendo testigos y partícipes de nuevas formas de relacionarnos con nuestros allegados, nuevas medidas de higiene y seguridad, o nuevos hábitos de consumo que han ido cambiando durante el desconfinamiento. En este sentido, desde Bnext han querido averiguar cómo ha ido evolucionando el consumo de los españoles durante la desescalada, para lo que ha elaborado el informe “Post Covid-19: Las fases del consumo”. 

La principal conclusión del estudio, ha modo introductorio, ha sido el crecimiento del 1,2% en el consumo, experimentado en el conjunto de España durante los casi 50 días que ha durado el periodo de desconfinamiento. Además, el informe ha ido desgranando fase por fase esa evolución del consumo, explicando causas y consecuencias para comprender el alcance de dichos cambios y su impacto a corto, medio y largo plazo.

Campaña-ESPN-Deporte-Infantil

Fase 0: equipados para la práctica deportiva

Durante la llamada fase 0 de la desescalada, el informe concluye que el consumo aumentó ligeramente, un 2,1% concretamente con respecto a la semana anterior. A lo largo de este periodo, en el que ya se permitía la práctica deportiva entre los profesionales, así como la posibilidad de salir a pasear o practicar deporte individualmente, el gasto creció de forma especialmente llamativa en relación a la compra de material deportivo, un 55% en total respecto a las semanas previas.

Por edades, los que más aumentaron sus gastos fueron las personas de entre 40 y 49 años, seguidas de los mayores de entre 60 y 69 años, mientras que en el lado opuesto se situaron los veinteañeros, que fueron los que más redujeron su gasto. En esta fase también aumentó el consumo de gasolina, más de 27% respecto a la semana anterior, debido sobre todo a la necesidad de desplazarse de los trabajadores que debían reincorporarse a su puesto de trabajo.

Fase 1: Aumenta el gasto en viajes y transporte y desciende en belleza

Entre el 11 y el 24 de mayo, cuando entró en vigor en buena parte del país (un 51%) la llamada Fase 1 de la desescalada, sin embargo, el consumo se contrajo un 7% de media. No obstante, sí que se registraron aumentos en el gasto para determinadas actividades. Un buen ejemplo fue la posibilidad de desplazarse dentro de las provincias incluidas en esta fase, que generó un aumento medio de un 13% y casi un 30% en el gasto destinado a transporte y viajes, respectivamente. Por edades, los españoles de entre 60 y 69 años fueron los que más gastaron en ambas categorías, un 66% en viajes y un 53% en transporte, frente a los jóvenes de entre 20 y 29 años, cuyo gasto fue de una tercera parte: un 20% y casi un 13% en cada una de esas categorías.

En esa misma línea se sitúa la partida destinada a ópticas, donde su gasto se incrementó más de un 63% de media en este periodo, después de varias semanas en casa utilizando ordenadores, móviles o viendo la televisión. En el lado opuesto, no obstante, se sitúa el gasto en belleza, que se redujo hasta un 8,4%, y en alimentación, que registró una contracción de un 7,6%. En el caso de la compra de moda, más concretamente, a pesar de la apertura de los comercios sin necesidad de acudir con cita previa, cayó ligeramente, un 0,3%. Fueron los españoles de entre 30 y 39 años los que más redujeron el gasto (-5%), mientras que en la categoría de belleza fueron las personas entre 50 y 59 años las que más recortaron su presupuesto, un 25%.

Ocio torrelodones cubik 2

Fase 2: más gasto en transporte y ocio

Entre el 25 de mayo y el 7 de junio, 22 millones de españoles accedieron a la fase 2 de la desescalada, frente a los 25 millones que se mantuvieron en fase 1, y durante estas dos semanas el consumo sí que aumentó, de media un 17,4%. El transporte fue nuevamente una de las partidas que más creció, en concreto un 200% respecto al periodo anterior. Los españoles de entre 50 y 59 años fueron los que más gastaron en esta partida, algo más de un 33% de media, mientras que los jóvenes de entre 20 y 29 años redujeron su gasto un 0,3% en promedio.

El cambio de fase también supuso poder hacer planes hasta el momento imposibles. En este sentido, a la partida de ocio se le dedicó un 32% del gasto, siendo los españoles de entre 60 y 69 los que más dinero dedicaron a esta partida (39%) frente a los jóvenes de entre 30 y 39 años que apenas dedicaron un 8%.

En este periodo, la práctica totalidad de España podía acudir a los comercios y en lo referente a la compra de moda, el gasto medio se situó en torno al 27%. Los que más gastaron fueron los consumidores de entre 40 y 49 años, que destinaron un 37% de su presupuesto a esta partida, frente a los mayores de entre 60 y 69 años, cuyo gasto medio fue de en torno al 14%. En lo referente al gasto en comida a Domicilio, éste se situó, de media, en un 27%, con un crecimiento en todas las franjas de edad. Alimentación, por su parte, crece ligeramente en esta nueva fase, una media de un 2,5%.

Fase 3: el gasto en Transporte mantiene su ritmo de crecimiento

A partir del 8 de junio, el 52% de los españoles ya se encontraban en fase 3 mientras que el 42% restante avanzaba o se mantenía en fase 2, un nuevo periodo para la gran mayoría que avanzaba en su camino a la nueva realidad, incluida la del consumo. Durante este periodo, el consumo disminuyó un 7,2% de media respecto a las semanas previas.

En esta nueva etapa, el gasto en óptica es la partida que más crecimiento registró, con un 42% de media, seguida del transporte, con un 39%, y de ocio, con una media de 29%. Por edades, los españoles de entre 60 y 69 años fueron los que más gastaron en transporte y eventos, mientras que los cincuentañeros lo hicieron en ópticas.

En el lado contrario, las partidas en las que más se redujo el gasto fueron: alimentación, cultura y belleza, que cayeron casi un 10% de media. En este sentido, los treintañeros fueron los que más recortaron de media el gasto en alimentación y cultura y los españoles de entre 20 y 29 años, los que menos invirtieron en belleza.

Te recomendamos

EVO Banco

LIVE MD SUMMER

A3Media

Podcast

Compartir