Tendencias

El contenido es el rey, pero la distribución es la reina, y no sólo eso, es ella la que lleva los pantalones

contenidoEl marketing de contenidos está de moda. Y no es de extrañar. El nuevo consumidor 2.0 muestra cada vez más síntomas de hartazgo de la publicidad y exige en su lugar a las marcas contenidos verdaderamente relevantes y de calidad.

¿El problema del marketing de contenidos? Que todos parecen “amarlo”, pero a pocos parece resultarles rentable este “amor”. Según un reciente estudio de Forrester Research, el 85% de los marcas se ha subido ya al tren del marketing de contenidos. Sin embargo, sólo el 36% de los que ya apuestan por esta fórmula “marketera” están verdaderamente satisfechos con los resultados conseguidos con ella.

Pero, ¿por qué los resultados no terminar de germinar en el marketing de contenidos? Puede que puede pueda sonar raro, pero quizás el verdadero problema del marketing de contenidos es el propio contenido. ¿Por qué? Porque al concentrarse tanto en fabricar contenido de calidad para sus clientes, los “marketeros” de olvidan muy a menudo de los clientes y de los lugares en que habitan tales clientes.

¿Cómo hago llegar mi contenido a las personas adecuadas? Esta pregunta, vital para hacer marketing de contenidos verdaderamente eficaz, es pasada por alto por muchos “marketeros”. ¿La consecuencia? Que fabrican contenidos de calidad, pero no son capaces de volcar esos contenidos en los canales adecuados para que lleguen a la gente apropiada, explica Ryan Skinne

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir