Tendencias en Marketing

El cuento de Navidad que las madres nunca cuentan: la magia "made in Asia"

Este fin de semana La 2 de RTVE emitía tres documentales sobre "Consumo desmedido" con motivo de estas fechas navideñas. Para ello, se hace un análisis de cómo es el negocio de las Navidades mediante viajes a varias partes del mundo para ver lo que realmente hace que esta fiesta mundial sea especial para miles de millones de personas. Desde las fábricas de juguetes en China a las granjas de pavos en Malasia, la preparación para la Navidad es un gran esfuerzo y un gran negocio.

"Hace mucho, mucho tiempo la Navidad significaba amor y cariño", comenzaba diciendo uno de los documentales sobre gran consumo. En el vídeo se muestra cómo se fabrican los árboles Navidad en la fábrica más grande del mundo, se explica que las Barbies se fabrican en China y que puede que los elfos (es decir, los chinos) tengan algunos problemas y no les dé tiempo a tener los juguetes a tiempo para Navidad. Son los entresijos de una época del año tras la cual se esconde el consumismo y la fabricación en cadena: el cuento de Navidad que las madres nunca cuentan.

Este peculiar cuento cominza en Singapore, una isla en la que nunca es invierno pero en la que no por ello se prescinde de la Navidad. Y es que todos los años los isleños se unen para celebrar estas fiestas y las calles se decoran con más de 140 kilómetros de luces: puede que sea el lugar del mundo donde se celebra por más tiempo la Navidad. Para ello se preparan ya desde el mes de junio, presentando ideas en las que la premisa es celebrar la Navidad a lo grande y no escatimar en espectáculo. Dick Lee, el Risto Mejide oriental, es uno de los encargados de hacer las propuestas y proyectos que después se hacen realidad para celebrar estas fechas tan señaladas.

"Sorprendentemente se decanta por una Navidad tradicional", aseguran desde el documental, y es que parece que, a pesar del exceso de espectáculo, el espíritu del cuento de Navidad sigue vigente. El objetivo de presentar todos los proyectos y de elegir el más espectacular está claro: quieren que 9'5 millones de turistas viajen a la isla durante las navidades y una de las ideas debería ayudar a alcanzar ese número "mágico". Y de Singapore a Japón, un país en el que las tradiciones se toman muy en serio, incluso las adoptadas. Para que las tradiciones navideñas se cumplan a la perfección cuentan incluso con un guardián al que llaman "Paradise". Todos los veranos, Paradise responde a una llamada de las altas esferas: es el Papá Noel nipón.

En Dinamarca es donde se celebra el Congreso Internacional de Papás Noel al que acuden personajes como Paradise. Todos ellos pasan un examen de admisión en el que tienen que superar pruebas como la de saber dirigirse a los niños o hacer la onomatopeya correcta del "hou hou hou!". Mientras tanto en Singapore se ha elegido, finalmente, el "Jardín Encantado" de Dick Lee para celebrar la Navidad más duradera, y es que todo lo que hace este personaje mediático se convierte en un éxito. Con proyectos tan exhuberantes hay trabajo de sobra para todos hasta finales de año.

Crear el juguete navideño que todo el mundo quiera tener es el sueño de muchos fabricantes asiáticos y para conseguirlo se preparan durante todo el año. Andy Chen es uno de esos "creativos navideños" que buscan cada año la fórmula del éxito en objetos como, por ejemplo, un árbol de Navidad que canta y cambia de tamaño a la vez. Y es que los hay que incluso están dispuestos a pagar 13 millones de euros por juguetes así.

Actualmente la Navidad se está arraigando en China y son muchos los empresarios que hacen caja en esta época y es que si las fábricas de juguetes de este país cerraran, Papá Noel estaría en paro. Por lo que este documental demuestra que en el continente asiático la Navidad se puede convertir en un negocio y que el cuento de la Navidad, con un final feliz, esconde mucho más en estos países.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir