líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El arte urbano impulsa los comercios del barrio de Lavapiés

El festival C.A.L.L.E de Lavapiés inunda de color los comercios del barrio en un momento muy necesario

El festival C.A.L.L.E de Lavapiés celebra su séptima edición para apoyar a los comercios tradicionales del barrio atrayendo a nuevos consumidores a través del arte.

comercio

Ubicado en el corazón del distrito de Embajadores, Lavapiés es uno de los barrios más tradicionales de la capital. Mundialmente conocido por sus domingos de rastro, por las zonas que le rodean como Tirso de Molina y el Museo Reino Sofía o la antigua Fábrica de Tabacos, convertida hoy en un centro autogestionado, Lavapiés ha conseguido convertirse en unos de los lugares más atractivos de madrileños y visitantes en el que conviven distintas culturas, razas y edades.

Y es que a pesar de que este barrio se haya puesto de moda por sus bares y su amplia oferta cultural, sus calles siguen repletas de pequeños comercios tradicionales. Y a través de la cultura ha sido precisamente como este barrio ha logrado transformarse en los últimos años, aunando tradición y vanguardia para darle una nueva vida a sus calles y comercios.

Este festival es un atractivo para nuevos consumidores

Precisamente con este objetivo surgió hace siete años el festival C.A.L.L.E, un proyecto con el que, a través de la cultura urbana y el grafiti, la Asociación de Comerciantes de Lavapiés quiso poner en valor a los comercios tradicionales de este barrio madrileño.

Esta séptima edición del festival (que vio postergada su celebración del pasado mes de mayo al mes de julio a causa del coronavirus) adquiere más importante que nunca, ya que, tras meses de confinamiento, con el cierre echado, se convierte en un atractivo para nuevos consumidores que contribuirán a recuperar la actividad económica de estos comercios que tan afectados se han visto por la pandemia.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.

Mercedes Saracho, gerente de la Asociación de Comerciantes de Lavapiés, nos recibe para hablarnos del festival y de cómo desde la Asociación se trabaja por construir un Lavapiés en positivo. “El festival ha vuelto a llenar de ilusión y de color el barrio” y agradece la labor de los artistas y del que, desde hace cuatro ediciones es el patrocinador de este festival:Cervezas Alhambra. Además, recalca la cómo algunos de los comercios tradicionales admiten ciertas instalaciones artísticas más vanguardistas y atrevidas. “Este proyecto nos ayuda mucho. Hay muchos negocios que aseguran haber conseguido nuevos clientes porque habían acudido para ver la obra”, asegura.

Isabel García, propietaria de muebles Magarca, nos explica la obra que la artista Elena Sanmiguel ha hecho en la fachada de su negocio, una de las favoritas de esta edición. La artista ha retratado en la cristalera de esta tienda a visitantes y vecinos y vecinas de Lavapiés, reflejando a la perfección las múltiples culturas y razas que conforman Lavapiés. Para esta empresaria, estas obras de arte “son un escaparate. Es una manera de que la gente venga a Lavapiés a visitar el arte y a conocernos a los negocios que llevamos aquí toda la vida”.

comercio

Para tiendas de artesanos, como Ollo Mao, que regenta Fran, este festival “ayudará a que sea más visible nuestro comercio y el barrio”, aunque asegura que, debido a las circunstancias de este año, aún no se aprecia una gran afluencia de gente. Además, Fran pone en valor la labor de la Asociación de Comerciantes de Lavapiés, que siempre trata de impulsar comercios como su taller frente a los locales hosteleros, que abundan más en la zona.

Sobre el festival, Teresa, propietaria del Herbolario el druida de Lavapiés, que lleva desde la primera edición participando, nos cuenta que el nivel ha subido mucho y mejora cada año. A esta mejora contribuye también el patrocinio de Alhambra, que, según García, está plenamente involucrada con el proyecto. Claro ejemplo de ello son los vales 2×1 que la compañía ha ofrecido a los comercios que participan en el festival para que puedan ofrecérselos a sus clientes y, así, además, contribuir a recuperar la hostelería de la zona.

comercio

El concurso ofrece tres premios a los artistas participantes, un primer premio que otorga el jurado, que lo conforma un grupo de expertos, elegido por Street Art Project, que comisiona el proyecto, el segundo premio lo entrega Alhambra, el patrocinador de C.A.L.L.E, y un tercer premio que gana la fachada más votada por el público en redes sociales y a través de la  página web de la asociación. Y para descubrir las obras en profundidad y poder participar en la votación, a través de la Asociación de Comerciantes de Lavapiés, se organizan visitas guiadas por los comercios del barrio que han participado en el festival.

Volkswagen nos invita a disfrutar de la playa este verano manteniendo la distancia social con una toalla de más de 15 m2AnteriorSigueinte¿Qué servicios resultan de gran utilidad para tu empresa o negocio?

Noticias recomendadas