líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El futuro traerá la verdadera nueva era de los medios y las marcas deberán adaptarse

En estos días, nos decimos a nosotros mismos que estamos viviendo en la era de los nuevos medios. Lo cierto es que todo depende de lo que entendemos por nueva. Nos referimos con nueva era a los nuevos medios y a los nuevos contenidos actualizados más rápido, al nuevo intercambio que se produce gracias a las plataformas sociales etc. No podemos negar que no se traten de grandes avances pero ninguna de estas diferencias replantea una frontera definitiva entre lo viejo y lo nuevo.

En realidad, la gran característica que diferencia unos medios u otros es la manera en la que se entrega el contenido. A partir de ahí, todos los medios de comunicación actuales,tanto los antiguos y como los nuevos, son los mismos. Desde este punto de vista, todo el contenido multimedia que se consume. Ya sea texto, vídeo, audio o imagen, en todos los casos es el público el que actúa sobre el contenido. Siguiendo esta teoría, hasta ahora no ha habido prácticamente cambios y por tanto no podríamos decir que esta es la nueva era de los medios de comunicación.

El futuro está por llegar y con ello la nueva era, una era donde el contenido deje de ser pasivo y pasa a ser activo. Las aplicaciones informáticas personales han demostrado la viabilidad y el atractivo de la recogida de datos individuales para alimentar algoritmos que ayudan a las personas a ser más más productivas.

Por ejemplo, Google ha patentado una tecnología que puede detectar si alguien está viendo un anuncio, y luego hacer predicciones sobre la respuesta emocional de esa persona al anuncio. Samsung, por ejemplo, en su Galaxy S IV utiliza la tecnología de desplazamiento del ojo para detectar cuando el usuario ha llegado a la parte inferior de la pantalla para mostrar más texto. Estas tecnologías innovadoras hacen que el contenido sea activo, el contenido ya no está pasivamente a la espera sino que actúa sobre sí mismo

A partir de ahí, las posibilidades que ofrezca esta nueva tecnología son inmensas. Los GPS sabrán donde está la gente, los sistemas biométricos sabrán los estados de ánimo de las personas, el estado de alerta y los niveles de actividad. En definitiva, en el futuro, el contenido será «hablar» en una voz activa.

Este futuro supondrá tres cambios importantes para los vendedores de las marca. En primer lugar, el contenido ya no sólo tendrá que ser creativo sino que se desplazará de fijo a fluido. En segundo lugar, una dinámica nueva audiencia se pondrá en juego, tocará estudiar cómo los medios de comunicación consumen a las personas. Las investigaciones será menos acerca de los estilos de consumo de medios en sí mismos y sino que se centrarán en aprender más sobre los bucles de retroalimentación.

Por último, este contenido activo será otra manera en la que los algoritmos reemplazarán el instinto de marketing de la marca. Esto significa que en un futuro, desarrollar un nuevo conjunto de habilidades será esencial para conseguir el éxito en un mundo en el que los nuevos medios son verdaderamente nuevos.

 

¿La cura para la adicción a Facebook? Las descargas eléctricasAnteriorSigueinte35 anuncios en los que la publicidad se viste de robot

Noticias recomendadas