Tendencias

El gran consumo se contrajo 340 millones de euros en el primer trimestre del año por el paro, según Kantar

El gran consumo se contrajo 340 millones de euros en el primer trimestre del año por el paro, según KantarLos hogares que cuentan con algún miembro en situación de desempleo tuvieron que reducir su gasto en productos de gran consumo en 135 euros entre enero y junio de 2012, una contracción total de la facturación en el sector de 340 millones de euros, según ha revelado el reciente informe Desempleo y Consumo realizado por Kantar Worldpanel.

En el estudio, para el que se han analizado tres momentos críticos en una situación de desempleo (cuando el cabeza de familia o ama de casa de un hogar se quedan en paro, cuando la situación se prolonga más de un año y cuando estos hogares se reincorporan al mercado laboral) ha concluido que los cambios más dramáticos en los hábitos de compra se han observado entre los parados de larga duración.

El consumo en el hogar se multiplica en los hogares con miembros en paro, ya que éstos pasan más tiempo en casa, pero sus compras al mismo tiempo son más racionales. Estos consumidores comparan más los precios, buscan promociones, visitan más tiendas y gastan más en marcas de distribución. De esta forma, aunque han llenado un 1,9% más sus cestas en el primer semestre del año, su gasto se ha reducido en un 1,8%.

En los hogares en los que uno o varios de sus miembros estaban en el paro en 2011 y continúan en 2012 se ha dedicado más tiempo a cocinar y realizar tareas del hogar al mismo tiempo que reducen su preferencia por soluciones de conveniencia, compras de impulso y probar innovaciones. Además, dedican más tiempo a hacer la compra, aunque mantienen el número de artículos por cesta, optimizan más cada visita y reducen el número de visitas al año. Así, en estos hogares se ha reducido un 7,1% las compras y un 6,7% el gasto.

El estudio también revela que entre los parados es mayor el consumo en productos relacionados con la imagen personal, como barras de labios, laca de uñas, maquinillas de afeitar o limpieza de calzado.

Por otro lado, aunque la reincorporación al mercado laboral consigue frenar la presión sobre el precio, se mantienen los hábitos de ahorro que se adquirieron en etapas anteriores. Una situación que “hace intuir que cuando la situación mejore se frenará la velocidad de crecimiento de la marca de la distribución, pero difícilmente decrecerá”, aseguró César Valencoso, consumer insights consulting director, quien añadió: “aunque el paro tiene repercusión directa en los mercados de gran consumo, es realmente el miedo de los hogares sobre su futuro el que tiene un mayor impacto en el consumo”.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir