líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Tendencias en Marketing

Marketing biométrico

El marketing biométrico y su potencial en la personalización de anuncios

Una nueva estrategia que permite conocer mejor a los clientes y ofrecerles una atención mucho más personalizada.

Los avances de la tecnología nos han permitido crear cada vez mejores estrategias de marketing para apuntar mejor al público objetivo, mejorar el engagement e incrementar nuestras ventas. Gracias a internet y las redes sociales, por ejemplo, existe el marketing digital, uno que nos permite llegar a un número mayor de personas en un rango de tiempo mucho menor, estudiar de forma directa los datos de rendimiento de las campañas y personalizar los anuncios de acuerdo a nuestro buyer persona y a las circunstancias que afectan directamente la opinión pública y el gran consumo.

Hoy en día también existe el marketing biométrico, una nueva estrategia que permitirá conocer mejor a los clientes y ofrecerles atención mucho más personalizada, analizando, por ejemplo, el estado de ánimo del mismo mediante la medición de sus expresiones y otros datos interesantes que permiten, entre otras cosas, medir la respuesta del consumidor.

¿Qué es el marketing biométrico en sí mismo?

Como su nombre lo sugiere y como hemos inferido, el marketing biométrico es un conjunto de técnicas que permiten recolectar información tanto de respuestas fisiológicas como del comportamiento del usuario para convertirla en datos útiles para usarla con fines mercadológicos.

Muchas marcas utilizan este tipo de marketing para conocer el estado de ánimo de sus clientes o sus intereses particulares. Netflix, por ejemplo, activa la cámara frontal del teléfono de sus usuarios para averiguar hacia dónde apuntan sus ojos, lo que les permite personalizar las sugerencias de películas o series dependiendo de los gustos particulares de cada uno.

Reconocimiento facial en el marketing biométrico

El reconocimiento facial es probablemente el método más útil a la hora de realizar este tipo de marketing, ya que permite analizar directamente las expresiones faciales de los consumidores y conocer sus reacciones, bien en tiempo real o bien a través de un análisis posterior. Haz click en el siguiente enlace si quieres saber qué es el reconocimiento facial y cómo funciona exactamente.

Esta técnica es la más utilizada para estos fines, aunque todavía no se encuentra tan generalizada por las implicaciones legales de recolectar los datos biométricos de una persona sin su conocimiento o consentimiento explícito que limitan su aplicación en una gran cantidad de países.

Instagram hace algo similar con su algoritmo, que es capaz de detectar en qué publicaciones los usuarios se detienen a ver por más tiempo, para saber qué tipo de publicaciones le interesan más al usuario y mostrarle anuncios/publicaciones relacionados con sus gustos o necesidades particulares.

Estas tecnologías pueden ser aprovechadas para crear la llamada hiperpersonalización, que permite segmentar de manera mucho más eficiente al público objetivo, aprovechando al máximo las posibilidades de que nuestras campañas lleguen exactamente al público al cual estamos apuntando. Este tipo de campañas hiper personalizadas fueron tendencia durante el año 2020, y probablemente continúen siendo tendencia durante el año 2021.

El éxito del marketing biométrico se ha visto incrementado durante la cuarentena, cuando los usuarios han permanecido más tiempo interactuando con sus dispositivos, permitiendo trazar mapas de comportamiento mucho más complejos y permitiendo un éxito mucho mayor para las campañas de marketing digital.

Los reyes de las redes sociales darán la bienvenida a 2021 con un código de regulación publicitariaAnteriorSigueinteEl Corte Inglés quiere ser Amazon: planea subirse a la ola del comercio electrónico

Noticias recomendadas