Tendencias

EL MARKETING EXPERIENCIAL REFUERZA LOS LAZOS MARCA-CLIENTE Y PERMITE LA DIFERENCIACIÓN

El pasado viernes se celebró en Madrid la I Jornada sobre Customer Experience, organizada por la consultora CFI Group, bajo el título “Gestionar experiencias: el nuevo paradigma del marketing”, donde se abordó el fenómeno del marketing experiencial, su aplicación práctica a las experiencias corporativas y la medición de su eficacia. Esta nueva forma de acercarse al consumidor tiene una importancia decisiva, ya que contribuye a reforzar los lazos entre la marca y el cliente, pero también a la diferenciación.

En el evento, que contó con la colaboración de la Cámara de Comercio Hispano-sueca y el ICEMD (Instituto de Marketing Directo y Comercio Electrónico), intervino Elena Alfaro, directora de Desarrollo de Negocio de CFI Group, quien comenzó señalando que se ha pasado de vender productos y servicios a vender experiencias que permiten a las empresas, en un entorno de alta competencia, diferenciarse del resto y justificar unos precios más elevados.

Algunos ejemplos de ese tipo de experiencias a las que se refería Elena son la pasarela SkyWalk sobre el Cañón del Colorado, el museo itinerante Mobile Art de Chanel, el castillo de J&B en Escocia o los despachos personalizados de los directivos de Pixar, que demuestran que cada vez más empresas buscan ofrecer al cliente una experiencia única y personal, en vez de un producto que se agota con su consumo.

La efectividad de esta estrategia reside en elementos propios del neuromarketing. Es decir, se dirige a la parte emocional del cerebro de las personas para evitar que racionalice los procesos de compra, generando así compras rápidas por impulso.

Elena Alfaro, recomendó aplicar las claves señaladas por Bernd Schmidtt, uno de los mayores expertos mundiales en gestión de la experiencia del cliente. Éste aconseja mejorar el conocimiento experiencial del cliente, diseñar una estrategia experiencial, generar experiencias únicas vinculadas a la marca e innovar constantemente.
Respecto a la medición de resultados de estos métodos, la directora de CFI aseguró que es posible aplicar técnicas para medir la eficacia y el rendimiento del marketing experiencial. Sin embargo, alertó sobre la necesidad de conjugar acertadamente parámetros cualitativos con cuantitativos, y de implicar a distintos perfiles profesionales, desde científicos a psicólogos, para obtener datos fiables.

En la mesa redonda posterior, moderada por el director general de ICEMD, Enrique Benayas, todos los asistentes destacaron la importancia de involucrar a los empleados como elementos fundamentales a la hora de transmitir emociones al producto o servicio ofertado. Igualmente, coincidieron en la importancia de las pruebas piloto y de la evaluación de los resultados como mejores formas de comprobar su eficacia.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir