Tendencias

El mejor branding tiene que ser invisible

branding 2Hemos escuchado cientos de veces que la importancia reside en los pequeños detalles. Las materias primas son las que dan la calidad al producto pero son los pequeños detalles los que nos ayudan a captar la atención de los consumidores.

Pongamos como ejemplo un bolso de Gucci. La diferencia con otros bolsos además del cuero elegido para su fabricación, reside en las costuras, el revestimiento interior e incluso en las cremalleras. Esto demuestra que la calidad reside en los detalles ocultos que pasan desapercibidos a primera vista por la gran mayoría.

Este ejemplo es extrapolable a las marcas ya que estas no son diferentes de los productos y servicios que prestan. Las marcas se encuentran en una constante batalla por conseguir una posición única entre los consumidores o por diseñar logos que reflejan el conjunto de valores que las empresas quieren transmitirá sus clientes. Pero ¿qué es lo que hace que los consumidores se decanten por un producto u otro?

Lo que hace que nuestra marca sea única y mejor que la competencia es la totalidad formada por un conjunto de pequeñas cosas. Esto significa que no sólo debemos atender a la producción del producto o servicio en el que se centre nuestra compañía sino que además hay que poner especial atención en detalles tan simples como el trato que damos a nuestros clientes o cómo solucionamos sus problemas.

Son muchos los usuarios que se decantan por una empresa u otra por el trato que reciben. Agradecen el trato personalizado sobre todo cuando son atendidos por personas y no tienen que enfrentarse a máquinas. Estos pequeños detalles que muchas compañías olvidan apoyándose sólo en la producción de un buen producto son los que poco a poco ayudan a fidelizar clientes.

Es la combinación de la gran cantidad de detalles la que da forma a la imagen de nuestra marca en las cabezas de nuestros clientes. Pero estos detalles deben permanecer “invisibles”. Retomando el ejemplo del bolso, no todo el mundo es capaz de reconocer la calidad de una costura hecha a mano pero si perciben la calidad que este aporta. Detalles imperceptibles en muchas ocasiones pero que son los responsables de que los clientes identifiquen nuestra marca.

La publicidad y el branding deben ser considerados de la misma manera. Por supuesto que una gran idea es importante pero el éxito de esta reside en la ejecución, consistencia y atención que demos a cada palabra y acto. Lo importante no es definir la marca con mensajes breves sino que tenemos que conseguir que los consumidores reconozcan en nuestros productos atributos positivos que les ayuden a identificarnos. Ahí reside la importancia de prestar atención a todos los puntos de contacto y canales a través de los cuales vamos a distribuir nuestras campañas.

Por supuesto que todos estos detalles no son invisibles para el consumidor pero los que si debe ser realmente invisible es la aptitud que nuestra marca ha desarrollado para cuidar todos esos detalles ya que al final, todo suma.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir