Tendencias

EL NEGOCIO INMOBILIARIO, BAJO VIGILANCIA

La figura del mysterious shopper parece estar en auge dentro del sector inmobiliario, y aunque algunos promotores señalen que este método es ya viejo, lo cierto es que parece no haber perdido en absoluto su función.

El mysterious shopper es un empleado de las consultorías o agencias inmobiliarias que simula ser un comprador y recaba información sobre las características de las viviendas para realizar estudios de mercado o espiar y sondear a la competencia respectivamente.

Existen varios modos de conseguir este cometido, que generalmente pasan por enviar a un señuelo al punto de venta. Como señala la directora de Expansión del Foro de Consultores a El País, "depende de la promoción. Cunado se trata de una vivienda unifamiliar high standing enviamos a nuestros consultores de mayor edad y de forma adecuada al producto; cuando es una compra de primera vivienda es mejor que la visite la realice un consultor joven".

El encargado de esta labor en las agencias inmobiliarias depende de su tamaño, cuando son muy grandes contratan personal externo que realice esta labor ya que entre ellas ya se han visto las caras. Éstas, que conocen los entresijos y el funcionamiento de este pequeño mercado del espionaje también tienen sus trucos para reconocer a los infiltrados. Preguntar demasiado no tiene por qué ser indicativo de nada pero por si a caso algunas empresas optan por no dar cifras por teléfono sino se da un nombre y un teléfono de contacto o sólo dan una aproximación del precio y las características del servicio, reservando el resto de información para la primera visita.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir