Tendencias

El ombligo del pitufo

PITUFOSe dice de quien sólo está pendiente de sí mismo que "se está mirando al ombligo" o que se cree "el ombligo del mundo". A las grandes corporaciones se las achaca esto por sus despliegues publicitarios sin reparar en gastos. Se dice también de quien es pequeño o de muy corta edad que es "un pitufo". Ambos símiles, en su acepción más amable, sirven para el tema que queremos abordar.

Hay grandes compañías que gozan de una presencia mediática impresionante. A veces, quizás excesiva, porque su peso como anunciantes, su volumen de negocio y hasta su peso político-económico las reviste de una importancia esencial en la sociedad. Serían, pues, "el ombligo del mundo", mientras que los "pitufos" serían todos esos pequeños empresarios, microempresas, profesionales y emprendedores que, siendo una gran multitud, creen erróneamente que "no tienen importancia" y no pueden darse a conocer, ni difundir sus actividades, por carecer de una tesorería suficiente para pagar los honorarios de asesores de prensa, agencias de marketing y departamentos de comunicación.

Cuando triunfó la popular serie infantil de "Los pitufos", alguien se fijó en que estos personajes animados no tenían ombligo. ¿Por qué? Porque su creador, el belga Pierre Culliford, "Peyo", quiso simplificar los dibujos. Pero hoy, estos otros "pitufos" que representan al pequeño profesional o empresario tienen derecho a su "ombligo". Es más, lo tienen a su alcance y hasta, si me apuran, se podría decir que tienen la obligación social y empresarial de utilizarlo, no sólo por su propio bien y para crecer como empresa, sino también por el bien de los demás, para contribuir al desarrollo, la riqueza y la prosperidad de la sociedad moderna.

Una sociedad moderna que está globalizada, tecnificada y conectada de manera universal. Una sociedad en la que la información y la comunicación fluyen de una punta a otra del planeta en cuestión de nanosegundos. En esta sociedad actual, cada vez es más necesario que estas pequeñas organizaciones puedan tener su presencia mediática, su hueco en los medios, sin tener por qué arruinarse en el empeño.

Es una imperiosa necesidad social que los miles de profesionales autónomos, microempresas, PYMES y resto de pequeñas organizaciones y corporaciones puedan hacerse oír; puedan hacerse ver y darse a conocer a la sociedad. Han de convencerse de que no son invisibles, y que si no hacen nada por obtener la relevancia que merecen entonces sí que perecerían, dejando el terreno libre para estas otras corporaciones gigantescas, que tienen a invadir y a acaparar todo el mercado y el tejido social. Sería como pasar a una especie de "dictadura" de las grandes empresas donde sólo las más fuertes harían imponer su criterio. Sería la ley de la selva.

Afortunadamente, hoy en día existen sistemas de distribución de comunicados y notas de prensa u otros contenidos corporativos de interés, pensados para estos "pitufos" que han de coexistir con los más grandes. Sistemas que pueden hacer "noticiable" el devenir de sus actividades, y que pueden distribuir sus noticias y comunicados "on line", aprovechando las nuevas tecnologías y minimizando los costes. Uno de estos sistemas es la plataforma tecnológica TusMedios.es, la única en condiciones reales de dar garantías de publicación de los contenidos que gestiona, en una amplia variedad de medios de interés estratégico. Y la única, que sepamos, capaz de trascender sus publicaciones garantizadas fuera de nuestras fronteras y más allá del entorno digital, pues más de una vez ha ocurrido que una simple nota distribuida en TusMedios se ha convertido en información periodística de los medios tradicionales, ya sean estos prensa (periódicos y revistas), radio o televisión.

Nota de Prensa

Te recomendamos

Enamorando

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir