Tendencias

EL PELIGRO DE EXAGERAR LA CONCIENCIA VERDE

En los últimos tiempos muchas son las marcas que se están esforzando en explotar su lado más ecológico y en transmitir valores “verdes”, una tendencia que se refleja en campañas y estrategias marketinianas. Pero un estudio de Nielsen alerta a los anunciantes del peligro de exagerar estas acciones y reclama transparencia a las marcas ante una estrategia corporativa que no le acaba de convencer.
Mientras las marcas se afanan en parecer ecológicas, los bloggers recogen el guante y siembran sus ciber-diarios de estas impresiones. De hecho, según Nielsen, en diciembre de 2007 los mensajes sobre sostenibilidad alcanzaron la cifra de 172.000 y se consolida como un fenómeno que crece rápidamente.

Un reciente estudio publicado por Greenpeace indicó que Sony Ericsson, Samsung y Sony son las marcas más verdes. Afirmaba que Sony Ericsson y Sony destacan por ofrecer modelos de terminales sin PVC (plástico clorado que se utiliza muy frecuentemente) o cómo Samsung ha aumentado el número de productos libres de sustancias químicas contaminantes, a pesar de que sólo recoge viejos aparatos en algunos países.

Frito-Lay, una división de PepsiCo, ha sido la última en apuntarse a la moda de que lo ecológico vende. Y para ello, se ha apuntado a la moda de la energía solar para elaborar su línea de “snacks” integrales SunChips, y convertirla en una marca “verde”. Para ello, ha preparado en Modesto (California) una extensión de diez acres con colectores solares, que suministran el 75% de la energía que se necesita para elaborar el producto.

La planta, una de las siete de EE.UU donde se hacen los SunChips, está previsto que comience a utilizar esta fuente alternativa de energía el próximo 22 de abril (Día de la Tierra), como parte de los “ambiciosos” esfuerzos de Frito-Lay y PepsiCo para convencer a los consumidores de su preocupación por el Medio Ambiente.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir