Tendencias

El nuevo logo de Zara divide a consumidores y a diseñadores

El polémico logo de Zara o cuando lo importante no es el diseño, sino la sorpresa

El debate que se ha generado en torno al nuevo logo de Zara se traslada también al mundo profesional. Los diseñadores alemanes opinan sobre el cambio. ¿Es la apuesta visual de la firma gallega la elección correcta?

zaraLa semana pasada Zara sorprendía con una renovada imagen corporativa en su web. El rediseño de su identidad visual no pasó desapercibido para los consumidores y ha generado un debate en las redes sociales que todavía perdura.

La elección de un estilo totalmente alejado de la tendencia del sector textil que se inclina más hacia el minimalismo que hacia la rimbombancia de la que ahora hace gala la firma gallega. Sin embargo, las críticas de los tuiteros se concentraron no tanto en su diseño como en su legibilidad.

Muchos de ellos destacaban la dificultad de lectura que ha traído el cambio y señalaban que la disposición de las letras hace que se lea “ZABA” y no “ZARA”. Otros, sacaban parecidos razonables entre la nueva tipografía de la marca y alguna cabecera de revista.

Aunque la compañía no se ha pronunciado al respecto ni ha dado a conocer los motivos del rediseño, parece que no existe consenso sobre el resultado tampoco entre los expertos.

“El nuevo logo debe entenderse como un alegato visual de sus propios valores y de su compromiso con la moda, la personalidad y el estilo y encaja a la perfección con el consumo rápido del contenido en el mundo digital, sobre todo en los recuadros o círculos de algunas aplicaciones online”, explica Daniel Graf, Managing Partner de Syndicate en Horizont.

La originalidad y la sorpresa son, para otros, parte de su encanto. El hecho de que se haya alejado de los patrones y tendencias que se imponen en la industria textil le otorga mucha más relevancia.

“La importancia no está en el diseño, sino en la sorpresa”, afirma Vito Bica, director de la agencia del mismo nombre, al medio alemán.

Las curvas que ha adquirido la identidad corporativa de Zara realzan su encanto y, en palabras de Madeleine Weiss, directora creativa de Hajok Design, “hay mucha poesía en el logo” y ve esta apuesta como una manera de romper con la tendencia.

La cara B la encontramos en aquellos que piensan que el logo carece de emoción, es tosco y le falta armonía visual. Es la opinión de Lukas Bezler, creativo de Aperto, que se muestra muy crítico con la elección de la marca de Inditex cuya nueva imagen compara como una clase de baile para principiantes en la que las letras muestran su torpeza.

Así, la cara nueva de Zara despierta filias y fobias a partes iguales tanto entre consumidores como entre diseñadores profesionales.

Sin embargo, sobre gustos no hay nada escrito y, a pesar de las críticas, la marca gallega ha alcanzado tal consolidación en el mercado que puede permitirse el lujo de ir a contracorriente. Algo que, en realidad, ha sido siempre su seña de identidad.

Te recomendamos

FOA

Youtube

A3media

México

Compartir