Tendencias

El punto de venta está muerto y enterrado, larga vida al "punto de emoción"

emociónLa cada vez más pujante digitalización no trae consigo únicamente cambios para las empresas sino también para los consumidores. Y si los consumidores cambian, a los "marketeros" no les queda otra que subirse al tren de cambio y adaptarse a las nuevas tecnologías. Los directores de marketing ejercen cada vez más de directores de tecnología y viceversa. "Tiene sentido que el marketing esté cada vez más vinculado a la tecnología", ha asegurado Eric Hippeau, director de la empresa de capital de riesgo Lerer Hippeau Venture, durante el transcurso de una mesa redonda celebrada esta mañana en el marco de la conferencia DLD.

Otro tema que las empresas deben hacer necesariamente suyo en la nueva era digital es el del Big Data. “El Big Data es como la electricidad. Está ahí. Sólo debemos descubrir cómo utilizarlo”, recalca Hippeau.

Para sacar el máximo partido al Big Data el director de tecnología tiene que ir un paso más allá y convertirse en “director de tecnología del consumidor”. Al fin y al cabo, el consumidor está en el centro de todos los datos manejados por las empresas, subraya Hippeau.

Completamente de acuerdo con esta afirmación está también Thorsten Dirks, máximo responsable de Telefónica en Alemania. “Los consumidores quieren comunicarse con nosotros y quieren hacerlo en tiempo real”, señala. En la nueva era digital el tradicional punto de venta se está transformando en “punto de emoción”.

Al igual que Hippeau y Dirks, Christof Maschner, presidente de Allianz, es muy consciente del cambio que se está gestando en la actualidad en el universo “marketero” y no duda en tildar ese cambio de “gran oportunidad”.

Por su parte, Rob Tarkoff, CEO de Lithium, hace hincapié en que la transformación debe llegar a todos y cada uno de los rincones de la empresa para tener éxito de verdad. Aunque la toma de decisiones corresponde al equipo directivo, “el espíritu de la transformación digital debe llegar también a los mandos intermedios”, indica Tarkoff. El riesgo de una mala decisión es siempre mejor que una decisión que nunca se llega a tomar, concluye Tarkoff.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir