Tendencias en Marketing

Esta industria aporta un valor añadido bruto de 3.800 millones al año en España

El sector de los refrescos en España cerrará 2019 recuperando un 1% de su valor

Tras un 2018 a la baja, factores como la climatología, el turismo, la inversión en innovación y la consolidación definitiva de los refrescos sin azúcar o calorías han contribuido a la revitalización de esta industria.

refrescos

Este año que acaba ha supuesto un punto de inflexión dentro de la tendencia decreciente que vivía el sector de los refrescos en España. Al menos, así lo cree Josep Puxeu, director general de Anfabra, cuya asociación agrupa a grandes marcas como Coca-Cola, PepsiCo, Schweppes Suntory o Red Bull entre otras. En concreto, Puxeu ha asegurado que “la industria de las bebidas refrescantes crecerá un 1% en valor en 2019 tras la caída de unas décimas que experimentamos el año pasado”.

De este modo, la patronal quiere destacar las buenas cifras que refleja el sector de la hostelería, impulsadas por factores como la climatología favorable que ha acompañado este 2019, y que ha dado aún más fuerza al turismo en nuestro país. Además, gran parte del sector ha hecho notables esfuerzos por invertir en innovación y sacar al mercado nuevos productos.

Nuevamente según Puxeu, “la sustitución de variedades tradicionales de refrescos por otras similares sin azúcar es una tendencia clara y alcanzó un ritmo del 4% durante el año pasado”. Por lo tanto, no sólo parece que la industria vaya a recuperar parte del terreno perdido, sino que lo hace gracias a las ventas de refrescos sin azúcar o sin calorías. De hecho, esta gama de productos ya supone el 33% del volumen total de negocio del sector en España. Además, han ganado peso las bebidas orgánicas o de base vegetal.

Todos estos resultados y previsiones fueron debatidos ayer durante la celebración de la asamblea anual de Anfabra. Sin embargo, la principal novedad fue la elección de Juan Ignacio de Elizalde, director general de Coca-Cola, como presidente de la patronal, ocupando un cargo que ostentaba Pelayo Bezanilla con anterioridad.

Así pues, la industria aporta un valor añadido bruto de 3.800 millones en España cada año, por no hablar de los más de 70.000 puestos de trabajo directos e indirectos que dependen de ella. Su inversión quedará situada en 2019 en torno a los 200 millones de euros, por debajo de 2018, un año que fue “excepcionalmente fuerte”.

Otro de los temas candentes a tratar fue la posible subida de impuestos que se avecina, siguiendo el ejemplo de Cataluña, que estableció nuevas tasas para los productos con azúcar. No obstante, los líderes del sector creen que “se ha demostrado que los hábitos de consumo no se cambian con impuestos, sino con educación y el cambio en la oferta que estamos haciendo”.

Para finalizar, la industria pondrá aún más si cabe su foco en compromisos con el medioambiente y por la sostenibilidad, apostando por la reducción del consumo de agua o el incremento del uso de plástico reciclado. A su vez, también seguirán invirtiendo en salud, ya que el 51% de las bebidas en máquinas expendedoras son ya sin o bajas en calorías.

Te recomendamos

Inspirational

Criteo

Informa

Samsung

Compartir