Tendencias

EL SECTOR JURÍDICO SE REFUGIA EN EL MARKETING PARA CONSEGUIR ESTRATEGIAS DE FIDELIZACIÓN

El marketing jurídico está empezando a despegar en España, y es que la preocupación por su estado parece a ser una constante tanto para los profesionales del sector como para los propios despachos de abogados. El interés en este tema se ha puesto de relieve con un seminario organizado por el diario Expansión.

Como señaló Marisa Méndez, consultora de marketing jurídico, el marketing pasa por cuatro fases antes de tener el peso que le corresponde dentro de las empresas: la inicial, la de incorporación, la de reconocimiento y, por último, su integración.

España se encuentra todavía en la etapa de reconocimiento, es decir, evaluación del plan de marketing, contacto con los clientes y trabajo sobre la imagen del bufete. Al pasar al estadio de reconocimiento sus funciones se ampliarían e interconectarían con las del resto de los departamentos, convirtiéndose en un centro de consulta a la hora de tomar decisiones.

Pero de momento esta relevancia es inexistente. Los marketinianos se enfrentan a continuos obstáculos, como la imagen negativa que proyectan hacia el resto de sus compañeros, la falta de presupuesto o la infravaloración de su talento o utilidad.

Las funciones que deberían de cubrir son las de obtener notoriedad y reputación y fidelizar a los clientes. Las estrategias de fidelización propuestas en el congreso fueron variadas, entre ellas el up-selling, que promueve vender más cantidad del mismo servicio a un cliente. Sin embargo, los profesionales del marketing especializados en esta área apuestan por el cross-selling, estrategia de venta centrada en vender diferentes servicios de una misma línea a un mismo consumidor.

Noticia relacionada:
La abogacía aprende a venderse

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir