Tendencias

EL SECTOR VINÍCOLA ESPAÑOL NECESITA MÁS INVERSIÓN EN MARKETING

“En mi opinión, España tiene que convertirse en una marca de vino”, aseveró Carlos Falcó, presidente de Pagos de Familia Marqués de Griñón y de la feria Iberwine en una entrevista a Cinco Días. Y añadió: “…en el tiempo de crisis lo que hay que hacer no es recortar gastos en promoción y marketing, sino aumentarlos”.

Falcó hizo una radiografía de cómo se halla el sector vinícola español más allá de sus fronteras, cuales serían las estrategias más adecuadas para conseguir unos bueno niveles de exportación y una reputación acorde con su calidad.

El Marqués de Griñón explicó a Cinco Días cómo para adentrarse con un buen posicionamiento en un país nuevo, lo mejor era introducirse en la parte alta del mercado. Y esto es lo que ha conseguido el mercado estadounidense en el que se sitúa sólo detrás de italianos, franceses y australianos. Para él los hitos que han hecho posible este cambio de percepción en los caldos nacionales han sido, la tan en boga nueva cocina de Ferrán Adriá y algunos presciptores de renombre en el país como Wine Spectator o Robert Parker. “Ahora tenemos la oportunidad de entrar desde el lujo, sólo así se puede vender fácilmente el prêt-à-porter”, sentenció Falcó.

Sobre la importancia de la marca, el Marqués de Griñón opinó que todavía era “una asignatura pendiente en España”. Según él la Denominación de Origen, los productores y el Icex deberían de invertir más recursos en crear la marca España, bajo la que pudiesen cobijarse todas las marcas del país.

“No invertimos lo suficiente en redes de distribución y marketing”, dijo Carlos Falcó a propósito de la gran lacra a la que las empresas españolas nunca se enfrentan.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir