Tendencias

Según datos aportados por Kantar

El ticket medio de compra creció un 42% la semana del 23 al 29 de marzo

El confinamiento ha provocado que haya menos visitas a los supermercados, que aumente el tiempo dedicado a la cocina y que se incremente el consumo de alimentos "por placer" y el picoteo entre horas

portada kantar compra

Tras más de dos semanas de confinamiento desde que se declaró el Estado de Alarma en España, los cambios en los hábitos de compra, consumo y comportamiento en general de la población han dejado de resultar extraños o sorpresivos y han comenzado a consolidarse. Cada vez vamos menos a comprar, evitando salir de casa en la medida de lo posible, lo que ha provocado que la cesta de la compra cada vez esté más llena, y que por tanto el ticket medio se haya disparado. De hecho, entre el 23 y el 29 de marzo, el ticket medio de compra creció un 42% respecto a momentos previos a la crisis sanitaria, según datos aportado por Kantar. Aun así, 8 de cada 10 españoles sigue realizando al menos una compra a la semana, dividida en 5 actos de compra, un 13% menos que antes del confinamiento.

Conforme transcurren los días que pasamos en casa, aparecen además nuevos patrones de consumo. El picoteo entre horas en el hogar, por ejemplo, ha crecido un 50% respecto al inicio de la crisis sanitaria. También ha aumentado considerablemente el número de comidas y cenas en casa, aunque los desayunos se han mantenido estables, pues ya se realizaban en casa normalmente. De este modo, todo este crecimiento se ha visto reflejado en el 22% de aumento de las ocasiones de consumo que realizamos a domicilio.

Estamos trasladando el consumo de fuera de casa a dentro del hogar y eso supone unos cambios de hábitos muy marcados: por ejemplo desayunamos más tarde, dedicamos más tiempo a cocinar, y momentos como el del aperitivo - que antes hacíamos fuera del hogar- ahora lo realizamos dentro de casa. Esto supone un cambio en los productos que compramos en el super”, explica Maria Josep Martínez, experta en paneles de consumidor de Kantar.

gráfica 1 kantar (1) compra

Esta nueva tendencia al consumo entre horas, unida al hecho inapelable de pasar más tiempo en casa por la cuarentena ha impulsado de forma ostensible la compra de productos de indulgencia, ocio y placer. De este modo, las categorías relacionadas con productos de repostería, chocolate o helados han doblado como mínimo su volumen de ventas en este periodo entre el 23 y el 29 de marzo. “Pero los españoles no solo se alimentan de helados, dulces y refrescos durante el confinamiento. Tras un leve descenso la semana anterior, en la segunda semana de encierro los hogares volvieron a cargar más en alimentación y bebidas; y frescos perecederos que la media antes de la crisis, concretamente un 21% y un 17% más respectivamente”, explica la experta de Kantar.

Como decimos, el encierro obligatorio ha llevado a los españoles a modificar sus hábitos diarios a grandes rasgos a todos los niveles. No sólo limpiamos más en casa, sino que también invertimos más tiempo en cocinar, por ejemplo. De hecho, 3 de cada 10 españoles reconoce dedicarle más tiempo a la cocina que antes de la pandemia, aumentando un 6% además todos los procesos culinarios que requieren un proceso de preparación superior a la media hora de duración.

Retomando el tema de la limpieza, este cambio de hábitos también ha tenido su reflejo en las compras de productos de limpieza e higiene. Aunque los guantes de uso doméstico y la lejía se mantienen como líderes en este apartado, otros productos relacionados con la preservación de alimentos han empezado a ser más demandados, como el fill transparente o el papel de aluminio, por ejemplo, así como las ventas de productos de lavavajillas han crecido.

gráfica 2 kantar (1) compra

Por otra parte, como ya hemos mencionado previamente, esta semana del 23 al 29 de marzo los españoles siguieron reduciendo sus visitas a los supermercados y demás establecimientos, siguiendo las recomendaciones de evitar desplazamientos y salidas innecesarias. El número de cestas, por tanto, descendió a los 67 millones, unos 20 millones semanales menos que antes del confinamiento, pero el gasto medio en cada visita aumentó un 42% a modo de compensación. De este modo, el gasto en Gran Consumo acabó creciendo un 17%.

Este aumento del gasto medio, además tiene dos razones de ser para los expertos de Kantar, que aseguran que “por un lado, obviamente, la gente evita salir a la calle, por lo que debe comprar más cantidad de una sola vez, pero quedarse en casa implica sustituir aquellas ocasiones de consumo que antes realizábamos fuera, en bares, restaurantes o en el lugar de trabajo por un consumo en el hogar, lo que provoca que los españoles consuman más y más deprisa que antes”.

gráfica 3 kantar (1) compra

Siguiendo con la tendencia marcada en semanas anteriores, durante la semana del 23 al 29 de marzo los supermercados regionales continuaron ganando cuota de mercado alcanzando el 15,5% del total de ventas de gran consumo, 3,4 puntos más que la semana previa al confinamiento (9 al 15 de marzo). Ahora los consumidores están comprando en la tienda más cercana que es, o bien una cadena de su región, o bien una de las más de 4.000 tiendas de DIA. “Las restricciones hacen que la proximidad cobre una importancia mayor en la elección del establecimiento, beneficiando así a las enseñas con un mayor parque y con parque localizado en áreas de gran densidad poblacional”, aclaran desde Kantar.

El canal online, pese alcanzar un máximo histórico de cuota durante la segunda semana de confinamiento (+1,2 puntos que en el periodo precrisis), sigue mostrando deficiencias al no conseguir responder a la demanda de los consumidores por retrasos en los pedidos, saturación del canal o cancelaciones. “La situación en la que nos encontramos es una oportunidad única para que el canal online logre consolidarse y alcanzar el desarrollo que sí ha logrado en otros países como Francia o el Reino Unido”, concluye el experto de Kantar.

Te recomendamos

EVO Banco

A3Media

LIONS LIVE

Podcast

Compartir