líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El viaje que el consumidor emprende de la mano de las marcas tiene como meta un propósito, no una compra

pathAntaño cuando el consumidor iniciaba una relación con una marca emprendía un viaje en el que la meta era casi siempre la compra. En la nueva era digital las tornas han cambiado y en el viaje que el cliente emprende de la mano de las marcas la meta no es una compra, sino un propósito. Así lo concluye al menos un reciente estudio de Google, la empresa de investigación de mercados TNS Global y la agencia de publicidad Ogilvy & Mather.

Para llevar a cabo este informe, Google, TNS Global y Ogilvy & Mather entrevistaron a 2.458 compradores de productos de tres categorías distintas (coches, productos de belleza y smartphones).

El informe concluye que los consumidores escogen las marcas que interactúan con ellos en términos de pasión e interés personal un 42% más a menudo que las marcas que simplemente les instan a comprar sus productos utilizando la publicidad como gancho.

“El viaje a la compra que hace no mucho emprendía el consumidor se ha transformado en el viaje a un propósito”, recalca el informe.

A la hora de comprar online, tres son las razones que motivan fundamentalmente al consumidor: el entretenimiento, la conexión y la búsqueda de información sobre pasiones e intereses.

Los consumidores que se decantan por el e-commerce para buscar información sobre sus pasiones e intereses personales son un 70% más proclives a haber echado mano del comercio electrónico durante el último mes que los consumidores cuya principal motivación es el entretenimiento y la conexión. Además, son 1,6 veces más propensos a valorar productos o servicios en la web al menos una vez a la semana.

El estudio de Google, TNS Global y Ogilvy & Mather determina que en realidad hay poca relación entre el uso que el consumidor hace de los medios y la influencia que tales medios ejercen sobre él, por lo que las marcas que quieran de verdad meterse en el bolsillo al nuevo consumidor 2.0 deberán centrar su mirada en los canales más influyentes. Y no sólo eso: deberán esforzarse en mostrar cómo encajan realmente sus productos y servicios en la vida del consumidor.

El 73% de los consumidores cuya principal “gasolina” son las pasiones y los intereses personales otorga muchísima importancia a que las marcas proporcionen información útil sobre sus productos y servicios en la publicidad. Un porcentaje algo menor, el 70%, presta asimismo mucha atención a que las marcas interactúen con el consumidor utilizando las pasiones compartidas como palancas.

Estos son los 30 leones "made in Spain" que se han paseado hasta ahora por Cannes Lions 2014AnteriorSigueinte¿Se disculpan demasiado las mujeres? La nueva campaña viral de Pantene quiere que dejen de hacerlo

Noticias recomendadas