Tendencias

El vídeo porno grabado en los probadores de Uniqlo que indigna a los censores chinos

uniqloUn vídeo porno en los probadores de una tienda. En Occidente no es nada de otro mundo. En China, sin embargo, ha sido compartido por millones de personas. Los censores están indignados… pero, ¿por qué tanto escándalo?

La toma dura 1 minuto. Una pareja se graba manteniendo sexo en un vestuario -muy poco interesante, se podría decir… si no fuera porque ha ocurrido en China.

En la República Popular las cosas funcionan de otro modo y el vídeo sexual, publicado el pasado miércoles, se ha convertido en un viral en tan solo dos días. Ha sido visto por millones de chinos y ha puesto en marcha al ejército de censores.

En las redes ha sido todo un éxito. Los ingredientes no podía ser mejores despertando todo tipo de ideas: que si es una campaña del Tinder chino, que si teorías de conspiración por parte de la tienda de ropa japonesa o la historia del censor pequinés, que habría visto la oportunidad de publicitar en este vídeo “los valores socialistas”

¿Qué ha pasado?

Una pareja se graba manteniendo relaciones sexuales en el probador de la tienda de ropa Uniqlo, situada en el centro del barrio pequinés Sanlitun Village. Tras colgarlo en la web, se comparte por decenas de millones de chinos.

En la República Popular de China, dos plataformas son omnipresentes: Messenger We Chat y la copia asiática de Twitter, Weibo. Una vez publicado el vídeo en estos dos canales, ya no hay escapatoria. La consecuencia ha sido la movilización del ejército de censores que ya han retirado el vídeo de los principales medios.

¿Qué pasó realmente?

Este auto-vídeo sexual se ha expandido tan rápidamente por la red que los censores no han podido reaccionar a tiempo. Y esto supone claramente un problema en la República Popular, donde el control sobre internet es férreo.

La administración encargada de dicho control recordó a los portales que difundían el vídeo su “responsabilidad social” con el país. “Este vídeo se ha expandido como un virus y va en contra de los valores socialistas”, respondió un representante de los internautas chinos al Global Times. “Los usuarios chinos están profundamente preocupados y lo condenamos enérgicamente”

Por el contrario, son muchos los que han mostrado su alegría por el vídeo. Ya circulan por la red cientos de memes y chistes sobre él. Un bloguero explica los movimientos del cuerpo durante la acción y cómo evitar que la música de la tienda distraiga. Otros lo describen como la lucha contra el “malvado capitalismo” e incluso el portal de compras online Alibaba ya ha diseñado camisetas conmemorativas.

La policía por su parte ha anunciado investigaciones. Además. la cadena de moda japonesa Uniqlo se ha disculpado y ha negado que tenga algo que ver con una campaña de publicidad. La tienda en cuestión se ha convertido en estos días en un centro de peregrinación para los fans y sus selfies.

Los dos individuos que aparecen en el vídeo dicen haberse conocido a través del Tinder chino, Momo, y simplemente se reunieron para mantener relaciones. ¿Tal vez sea una estrategia de marketing de Momo? Otros medios apuntan a que los protagonistas del vídeo son actores.

uniqlo video

¿Acaso es importante?

Eso parece, porque el vídeo en cuestión se ha visto inmerso en una batalla por la libertad de expresión en los medios y ha puesto el punto de mira en el papel del sexo en la sociedad china. El gobierno de Pekín lucha contra todo aquello que sea sospechoso de contener “valores occidentales” así como cualquier atisbo de desnudez o sexo. No solo se trata de pornografía. Los celosos guardianes de la moral pública, amplían su sospecha a todo aquel que hable de sexo u homosexualidad.

A principios de este mismo año, se produjeron otras dos polémicas en torno a la sexualidad. La primera, una historia de amor en una serie de televisión ya que los escotes eran demasiado pronunciados y la segunda, debido a una superproducción en 3D en la que aparecía un trasero en primer plano.

Aunque las trabas de los censores son difíciles de saltar y gigantes como Google, Facebook y Twitter están prohibidos en China, muchos portales internacionales de pornografía siguen siendo alcanzables.

El vídeo porno puede considerarse como un acto de rebeldía en plena campaña de censura y de luchas por el poder. Esa también es la razón de ser del tan polémico y compartido vídeo.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir