Tendencias

Los tonos azulados llegan también a la industria del vino

El vino azul: cuando la enología se tiñe de marketing

El vino azul ha sido exportado a Estados Unidos e Inglaterra y ahora, el empresario francés René Le bail, ha creado su propia versión del vino azul elaborado en Almería

vino azul

Los tonos azulados se han ido introduciendo en las bebidas alcohólicas como el blue vodka. Ahora, ese tono también se introduce en la industria del vino con el "vino azul".
Este nuevo tipo de caldo ha creado una gran polémica debido a que no se sabe si es una nueva moda o un nuevo vino que ha llegado para quedarse.

Los creadores de este vino azul no son enólogos, sino que crearon esta bebida con el objetivo de que fuese fácil de beber. Seis jóvenes españoles son los que están detrás de esta nueva bebida y que formaron la startup Gïk Live! en 2015 y lanzaron al mercado esta bebida alcohólica con la colaboración de la Universidad del País Vasco.

La idea de crear un vino azul viene del libro La estrategia del océano azul, según el cual hay dos tipos de mercados: los mercados rojos que están muy saturados y muy sujetos a la competencia y por tanto, tiñen las aguas de rojo, y los mercados azules, “donde gracias a la innovación todo el mundo puede nadar con libertar”. Esta idea les inspiró a cambiar el color del tradicional vino rojo en azul, para representar la “fluidez, cambio, tecnología y futuro con el que asocian a este producto que tantas polémicas ha creado.

Los creadores recomiendan maridar este vino con productos como el guacamole, el sushi o la carbonara.

El vino azul ha sido exportado a Estados Unidos e Inglaterra y ahora el empresario francés René Le Bail ha creado su propia versión del vino azul elaborado en Almería y lo ha exportado a la ciudad portuaria de Sète, al sur de Francia.

Algunos críticos de vino como Juan Fernández-Cuesta ya ha dado su valoración (no demasiado entusiasta) acerca de este vino. "Eso no es un vino, no cumple con las normativas del vino y no tiene el sabor del vino". Los creadores también se han defendido de las críticas explicando que “para nosotros no es un vino, sino una revolución. No nos importa que digan que no se llama vino, porque realmente ni el concepto, ni los consumidores, ni el producto tienen mucho que ver con la idea que tenemos todos de un vino.»

Te recomendamos

Enamorando

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir