Tendencias

Estas empresas y marcas dijeron no a Donald Trump durante la Women's March

Si algo ha dejado claro la investidura de Donald Trump como nuevo presidente de los Estados Unidos, es que las mujeres no están dispuestas a retroceder ni un milímetro cuando se trata de sus derechos.

Durante la campaña electoral fuimos testigos de las actitudes misóginas y comportamientos machistas de los que hacía gala el ahora presidente. Una situación que no puede tolerarse en pleno siglo XXI.

Para que exista una democracia real es necesario que se erradiquen este tipo de pensamientos y luchar por la igualdad de género. El sexismo tiene que abandonar la política si realmente queremos que la democracia deje de ser un concepto teórico y se lleve a la práctica.

Sobre este planteamiento el mundo entero ha sido testigo el pasado sábado 21 de enero del movimiento conocido como Women's March. “La Marcha de las Mujeres” contra Trump, sus ideas y políticas ha recorrido el mundo entero haciendo que miles de personas saliesen a las calles para dejar emitir un rotundo no.

Un "no" a las políticas de un presidente que, aunque elegido democráticamente, quiere relegar a las mujeres a un segundo plano. Las redes sociales se erigieron como altavoz perfecto de mujeres y hombres en todo el mundo para mostrar su rechazo a Trump.

Entre los asistentes a las distintas marchas que recorrieron las calles de Estados Unidos no solo hemos podido ver el compromiso de decenas de celebridades. El mundo empresarial también ha estado presente. Concretamente algunas firmas de Silicon Valley.

“Estamos dispuestos a hacer cosas y no vamos a quedarnos en silencio”, manifestaba en declaraciones recogidas por Mashable, Lauren Schulte, co-fundadora de Flex. La compañía organizó una cena en Washington donde la marcha reunió a más de un millón de personas.

La salud de las mujeres y su derecho a decidir sobre su cuerpo son dos de los temas sobre los que Trump quiere imponer sus anquilosadas y retrógradas ideas. Hablamos por ejemplo de sus intenciones para limitar el acceso a los sistemas de ayuda a la reproducción.

“Podemos influir en la política”, explicaba Rache Fey, directora de políticas públicas de la Campaña Nacional para la Prevención de los Embarazos en Adolescentes.

Muchas marcas se han sumado a las marchas a través de las redes sociales como es el ejemplo de SouthWest Airlines. Las azafatas de la aerolínea encendieron las luces rosas en los aviones como muestra de apoyo:

La marcha volvió a traer al presente una reciente colaboración entre Time y Toyota Estados Unidos de marketing de contenidos. Una acción con la que se empoderaba el papel de la mujer:

Algunas marcas de moda se han sumado a iniciativa. Uno de los casos es el The Grove que ha destinado el 20% de sus ventas a algunas de las causas apoyadas por el movimiento.

Una decisión muy parecida a la adoptada por la firma KULE que ha donado durante varios días el 50% de sus beneficios a centros de planificación familiar en Estados Unidos.

Estos son algunos de los ejemplos de la repercusión que el movimiento ha tenido en todos los ámbitos. ¿Continuará Trump haciendo oídos sordos?

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir