líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

En las relaciones públicas modernas, hay quien ya no vale nada

En algunos sectores los relaciones públicas siguen teniendo mucho peso. Por otra parte se les asocia con lenguajes floreados y exageraciones publicitarias, lo que es cierto sólo en parte. La invasión de las redes sociales en la comunicación con la empresa ha hecho que algunos se queden atrás. De ahí que no valgan gran cosa. Un relaciones públicas clásico es un trabajador que sólo utiliza las campañas publicitarias en la comunicación con el cliente según karrierebibel.de.  De manera simplista, creen que los formatos publicitarios son la única comunicación posible, las redes sociales son sólo un medio para volcar los resultados de estudios de mercado.

Los trabajadores de relaciones públicas, por otra parte, utilizan sus conocimientos de publicidad, comunicación y psicología en la conversación directa con el cliente. Las campañas publicitarias no resultan de estudios de mercado sino del diálogo con el cliente a través de las redes sociales. Conocen la compañía bien porque están en contacto con todos los empleados. Además de conseguir notoriedad y visibilidad para la compañía el trabajador de relaciones públicas tiene como meta principal lograr una comunicación lo más auténtica y sincera posible con todos sus públicos. Responde a las preguntas de los consumidores, ayuda a resolver problemas y no sólo comunica activamente sino que también reconoce sus errores si hace falta.

Requisitos indispensables son una total confianza de la compañía hacia su trabajador para que pueda reaccionar con rapidez y sinceridad a los problemas pero también que el trabajador se convierta en una parte de la empresa. Es preciso conocer todos los mecanismos de actuación y las posibilidades reales para que las respuestas sean coherentes y realizables. Al fin y al cabo el cliente de hoy en día espera una comunicación directa con la empresa.

 

¿Importa el tamaño en la publicidad móvil?AnteriorSigueinteEstudio MMA, Nielsen, Vodafone: Efectividad del móvil como soporte publicitario

Noticias recomendadas