líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

En una atmósfera relajada, los consumidores aumentan el valor de los productos en un 10%

Cuanto más relajado esté el consumidor, más valor dará éste a los productos en el punto de venta. Ésta es la conclusión de un reciente estudio de la Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia.

Según este informe, los consumidores aumentan el valor de los productos en un 10% cuando se encuentra en una atmósfera relajada.

Los investigadores de la Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia basan sus conclusiones en seis experimentos, en los que se utilizaron varios productos diferentes y participaron un total de 670 personas.

Para la realización del estudio, se crearon dos ambientes, uno relajado y otro algo más caótico, aunque tampoco estresante. A continuación se pidió a los participantes en el análisis que calcularan el valor económico de una serie de productos.

En uno de los experimentos, los participantes de la atmósfera relajada llegaron a atribuir a una cámara digital un precio un 15% superior a su valor real de mercado, mientras que los participantes del ambiente más caótico se acercaron más al precio real de la cámara, informa Business Insider.

Los consumidores relajados tienden a aumentar el valor de los productos porque contemplan ese valor desde un punto de vista más abstracto. Frente a los menos relajados, que se fijan más en las características concretas del producto, los consumidores relajados centran su atención en aquello que el producto puede hacer personalmente por ellos.

“El estudio revela que hay una reacción psicológica al hecho de estar relajado”, explica Michel Tuan Pham, profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia. “El sistema del consumidor piensa que no hay ninguna amenaza en el ambiente. Y como consecuencia, tiende a percibir las cosas como más deseables”, añade.

 

¿Cómo utilizan LinkedIn los profesionales? AnteriorSigueinteVisitSweden elige a Weber Shandwick para su comunicación en España

Noticias recomendadas