Tendencias

En la adopción de nuevas tecnologías, las empresas no tienen en cuenta a los empleados

Es hora de que las empresas se centren en el plano humano y sitúen a las personas en el epicentro de las decisiones de TI

Ha llegado el momento de que las compañías se centren en el plano humano y sitúen a las personas en el epicentro de las decisiones empresariales

Lenovo ha dado a conocer hoy un nuevo estudio en el que se ha determinado que las organizaciones sitúan los objetivos empresariales y de los accionistas por delante de las necesidades de los empleados a la hora de adoptar nuevas tecnologías. El estudio, realizado entre 1.000 directores de TI en toda la región EMEA, concluyó que solo el 6% de los directores de TI considera a los usuarios como su principal prioridad a la hora de realizar inversiones en tecnología. Este enfoque de la adopción de TI está generando, en última instancia, una merma para la productividad.

Cuando las empresas implantan nuevas tecnologías sin tener en cuenta el impacto humano, muchos empleados se ven abrumados por la complejidad y el ritmo del cambio, y el 47% de los directores de TI han manifestado que los usuarios tienen dificultades para adoptar nuevos programas informáticos.

Dado que todos los sectores tienen que adaptarse a la «nueva normalidad» y asumir su parte de responsabilidad —con respecto a los empleados, al medio ambiente y al mundo en general—, Lenovo anima a las empresas a que sitúen las necesidades de su personal en el epicentro de las decisiones de TI.

Potencial sin explotar

Es comprensible que las compañías quieran adoptar cuanto antes tecnologías transformadoras, como la Inteligencia Artificial y el Internet de las cosas. Las ventajas que prometen —innovación, mejora de la productividad, reducción de costes y, lo que es más importante, optimización de la experiencia del cliente— son tentadoras para cualquier organización, pero su verdadero potencial no se aprovecha en absoluto si la adopción se basa únicamente en objetivos empresariales.

Si bien la tecnología implantada con éxito debería facilitar que tanto empleados como empresas realicen notables logros, una estrategia deficiente puede hacer que la tecnología se convierta en un inhibidor, al poner obstáculos a los usuarios, cuyas necesidades no se han estudiado y atendido cuidadosamente. Casi la mitad (el 48%) de los encuestados reveló un resultado negativo cuando las implantaciones de tecnología han inhibido activamente la capacidad de funcionamiento de sus equipos.

Las empresas deben centrarse en las personas, ofreciendo todo tipo de servicios, desde una formación integral hasta la gestión del cambio, y asegurarse de que los KPI de liderazgo, la solidez de las políticas y estrategias y los análisis exhaustivos de puesta en marcha estén en consonancia con el valor de dar prioridad a las personas. Las organizaciones también deberían plantearse preguntas orientadas a su personal en cualquier proceso de adopción: ¿es esta tecnología intuitiva? ¿Resolverá problemas para los empleados en lugar de crearlos? ¿Tendrán los usuarios una buena experiencia? Al adoptar estos pasos, las compañías pueden materializar las ventajas que prometen las nuevas herramientas, con el aumento de la productividad y la innovación que ello conlleva. De hecho, el 52% de los directores de TI son optimistas sobre la capacidad de las tecnologías emergentes para brindar una mayor productividad.

Sin embargo, dado que el 21% de los usuarios afirma que las nuevas tecnologías han ralentizado los procesos, es imperativo que las empresas adopten la tecnología adecuada en el momento oportuno. También es de vital importancia que las compañías tengan en cuenta a todos los miembros de la organización, desde los que las utilizan a diario, hasta los equipos de TI que las implantan, pasando por los miembros del Consejo.

El objetivo debería ser adoptar una tecnología más inteligente, siempre conectada, fluida, ágil, flexible, que facilite la colaboración, modulable en función de las necesidades, fiable, de alto rendimiento y con mayor seguridad y privacidad. Y no solo eso, sino que debe ser adecuada a las necesidades de todos y cada uno de los miembros de la compañía.

Empresas responsables en la «nueva normalidad»

En este momento, las organizaciones están reevaluando cómo operar para abrirse camino en la nueva normalidad. Ser una empresa responsable debe ser ahora una prioridad: situar el impacto humano al mismo nivel que la consecución de los objetivos empresariales. Dado que el 62% de los directores de TI declaran que sus decisiones de inversión se basan totalmente en cuestiones empresariales, será necesario un cambio de mentalidad fundamental en muchas compañías.

No obstante, a medida que se adoptan políticas de trabajo flexible para proporcionar más apoyo a los empleados durante la COVID-19, está empezando a surgir un enfoque que da prioridad a las personas, ya que el 70% de los encuestados ve más énfasis dentro de su organización en los negocios responsables.

Giovanni Di Filippo, presidente del Grupo de Centros de Datos de Lenovo para la región EMEA, comenta al respecto: "Los tiempos están cambiando a marchas forzadas, no solo para las empresas, sino para el sector tecnológico en su conjunto. Privadas del uso de sus espacios de oficina, estamos viendo a las compañías hacer más hincapié en el bienestar de sus empleados, y es alentador comprobar este cambio de prioridades en lugar de centrarlo todo en los beneficios. No obstante, el estudio muestra que esto es solo el comienzo. Si se produce un profundo cambio de mentalidad en el sector, con un enfoque a la adopción de TI en el que las personas sean lo primero, asistiremos a un cambio positivo tanto para las organizaciones como para la sociedad en general. Empleados más felices, mayor productividad y un ritmo más rápido de innovación: estas son las ventajas de situar a las personas en el epicentro de las decisiones de TI".

Es hora de centrarse en el plano humano

Los proveedores de TI, cuyas carteras de productos pueden permitir a las empresas centrarse en el plano humano, ayudarán a los empleados a aceptar el cambio y les permitirán ser más productivos. Y lo conseguirán gracias a una mentalidad abierta en su colaboración con otras organizaciones, desde la reflexión sobre los resultados de los clientes, no solo sobre la adopción, aligerando la carga de los clientes y del departamento de TI, y ayudando a priorizar la capacidad de uso y la experiencia.

Giovanni Di Filippo añade: "Durante demasiado tiempo las decisiones de TI han antepuesto el coste puro y duro al activo más valioso de un negocio: las personas. Es la gente la que cambia el mundo, y sabemos que los datos y la tecnología no pueden ser transformadores sin que las personas les den vida y los doten de un propósito. Queremos que las empresas se centren en las personas e inviertan en una "Tecnología más inteligente para todos". En cuanto a los proveedores, es hora de ir más allá de lo que hacemos y tener en cuenta para quién lo hacemos. Si ponemos a las personas en primer lugar, sabemos que las ventajas y los resultados deseados para la empresa serán excelentes", concluye Di Filippo.

Si quieres obtener más información sobre cómo las empresas pueden centrarse en el plano humano, descarga la versión completa del informe aquí.

Nota de prensa

Te recomendamos

EVO Banco

A3Media

Podcast

Compartir

Centro de preferencias de privacidad

Navegación

Estas cookies permiten que el Sitio Web funcione correctamente por lo que son esenciales para que el Usuario pueda usar todas las opciones del Sitio Web y pueda navegar y utilizar las funciones de la misma con normalidad.

Advertising

Analíticas

Estas cookies recopilan información anónima de manera estándar sobre la navegación del Usuario y sus patrones de comportamiento. La información recogida mediante las cookies analíticas es utilizada para la elaboración de perfiles de navegación de los Usuarios de este Sitio Web, con el fin de introducir mejoras en nuestro servicio.

__utma, __utmz, __utmb
__utma, __utmz, __utmb

Other