Tendencias en Marketing

Según el estudio Digital Readiness Index 2019 elaborado por Cisco

España aparece en el puesto 26 entre los países con mejor preparación digital del mundo

Singapur lidera un ranking que ha ponderado diversos factores para establecer 4 etapas de preparación digital: Activate, Accelerate Low, Accelerate High y Amplify

Cisco ha presentado recientemente su estudio Digital Readiness Index 2019, que evalúa la preparación digital de más de 140 países distintos. El informe tiene en cuenta 7 indicadores distintos para realizar su análisis, como son Necesidades Básicas, Inversión Empresarial Pública y Privada, Facilidad para Hacer Negocios, Capital Humano, Entorno de Start-ups, Adopción Tecnológica e Infraestructura Tecnológica. A raíz de estos atributos, el estudio se encarga de clasificar a cada país en alguna de las cuatro etapas de digitalización que establece, entre Activate, Accelerate Low, Accelerate High y Amplify.

El grado de digitalización de cada país es ponderado sobre 25, marcando el valor medio mundial 11’9 puntos sobre 25. A la cabeza en este ámbito aparece Singapur, con un 20’26, seguido de Luxemburgo (19,54) en Europa. Mientras, EE.UU. (19,03) en América, Corea del Sur (18,22) en Asia, Chile (14,86) en Latinoamérica, Australia (17,89) en Asia-Pacífico, Israel (16,67) en Oriente Medio y Mauricio (13,61) en África son el resto de países más destacados. La peor puntuación mundial curiosamente corresponde al país africano Chad (4,32).

España aparece en el puesto 26, dentro de la categoría “Accelerate High”. En total, nuestro país consigue 15’74 puntos sobre 25, destacando la aportación de los indicadores de Necesidades Básicas, Facilidad para Hacer Negocios y Capital Humano. El resto de puntuaciones permanecen dentro de la media, excepto la correspondiente a la categoría de Entorno de Start-ups, que registra uno de los peores datos a nivel mundial.

El estudio ofrece muchas más claves y curiosidades relativas a los resultados de cada país. Singapur, por ejemplo, no sólo ocupa la primera plaza, sino que lo hace manteniendo una media muy sólida en todas las categorías ponderadas, incluyendo la puntuación más alta en Capital Humano y en Inversión Pública y Privada. Además de Singapur, Dinamarca, Países Bajos, Suiza e Islandia son los cinco primeros países en Infraestructura Tecnológica. Por otro lado, EE. UU., Canadá, Luxemburgo, Singapur y Emiratos Árabes Unidos ocupan las cinco primeras posiciones en Adopción Tecnológica. A su vez, Japón, Singapur, España, Suiza e Islandia lideran la categoría de Necesidades Básicas.

Más allá de los puros datos estadísticos, el estudio constata la existencia de una clara brecha digital en Europa, donde los países más occidentales gozan de una puntuación mucho más alta que los del este. Asimismo, de las 10 economías más grandes del mundo según su PIB total, sólo EE. UU. se encuentra entre los 10 primeros países por preparación digital, apareciendo en tercera posición. Sin embargo, la preparación varía significativamente a lo largo del país, algo que también sucede en muchos otros países.

Independientemente de la infraestructura tecnológica y la adopción tecnológica, indicadores clave de la preparación digital de un país, la tecnología por sí misma no es suficiente. Debe estar al servicio de las necesidades humanas básicas, para fomentar el desarrollo de habilidades y crear un entorno empresarial favorable. De este modo, la inversión, tanto pública como privada, en innovación y tecnología ayudará a los países en su futuro digital.

Por lo tanto, es lógico que los factores más importantes para una correcta preparación digital sean Necesidades Básicas, Capital Humano e Infraestructura tecnológica. En general, la mejoría en estos tres componentes tendrá el impacto más grande en el nivel de preparación digital de un país. Es más, el Capital Humano es fundamental en todas las etapas de la preparación digital porque sirve para construir una fuerza laboral capaz de crear y utilizar tecnología, así como de desarrollar nuevas habilidades en áreas emergentes. Además, existe una fuerte correlación entre preparación digital y otros indicadores como el PIB per cápita por ejemplo, donde el crecimiento de uno repercute directamente en el crecimiento del otro.

No obstante, los factores que afectan a la preparación digital de un país difieren mucho en función de su posición en alguna de las cuatro etapas ya mencionadas. Un ejemplo son los países dentro de la categoría Activate, que serán beneficiados principalmente por las mejoras en Necesidades Básicas y desarrollo de Capital Humano, aunque no todos los países son iguales ni experimentan los mismos sucesos. Mientras, los países en la etapa Amplify, a pesar de ser líderes mundiales tienen aún mucho que crecer. Si bien destacan por una gran puntuación en Necesidades Básicas y en Facilidad para Hacer Negocios, deben continuar invirtiendo en estos componentes para mantener su posición.

La tecnología digital tiene el potencial de ser el mayor catalizador para el progreso económico y social”, destaca Tae Yoo, Vicepresidente Senior de Asuntos Corporativos en Cisco. “Nos ayuda a estar más conectados, abre mercados, crea empleos y conecta mejor a ciudadanos y clientes. Esperamos que el informe Global Digital Readiness Index de Cisco nos ayude a colaborar con los sectores público y privado para evaluar cómo las inversiones en los fundamentos básicos de una sociedad digital pueden fomentar un futuro más inclusivo y mejorar la calidad de vida de todas las personas”.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir