Tendencias

España es el país que con más pesimismo mira el futuro económico

Los españoles ven muy negro el futuro económico de España. Así ha concluido el último estudio Clima de Consumo en Europa y Estados Unidos realizado por GfK, en el que se verifica que efectivamente toda Europa mira con pesimismo la recesión económica y su evolución en los próximos años. Sin embargo, España es todavía más pesimista, más incluso que Portugal o Grecia que se encuentran en situaciones muy similares.

Mientras que los españoles no ven cambios hasta por lo menos dentro de tres años, otros países se muestran más ilusionados. Rumanía y Alemania lideran esta lista, y les siguen a cierta distancia regiones como Bulgaria, Reino Unido y República Checa.

Las bajas expectativas de los españoles encuentran su justificación en el pésimo año que ha vivido el país. 2012 ha sido duro y 2013 promete ser peor.

Las familias se están apretando el cinturón y están intentando gastar el menor dinero posible. De hecho, España se sitúa entre las últimas posiciones en relación a las expectativas de ahorro y renta. En el caso del ahorro, los españoles vuelven a reducir sus previsiones, sólo superado por Reino Unido. En cuanto a los ingresos, el indicador se ubica en un -50,8, por delante de Francia e Italia. Como viene confirmando la tendencia, Alemania encabeza la lista con cifras positivas.

Estos desoladores números se explican mediante dos realidades que han introducido al país en una espiral sin salida. La elevada tasa de desempleo, que ha aumentado un 13% con respecto a 2011, hace que las familias hayan perdido su poder de adquisición, con lo que han dejado de comprar, produciendo así una dramática disminución de la demanda interna. Y, ¿qué ocurre cuando no hay demanda? Que no hay oferta. ¿Y cuándo no hay oferta? Que no hay bienes ni servicios que producir, por lo que no se genera empleo sino que se destruye. Y vuelta al principio.

En 2012, a excepción de los sectores de equipamiento del hogar y ocio, el resto ha experimentado nuevas caídas, sobre todo en cuanto a los bienes de primera necesidad.

Todo apunta a que en 2013 se producirán nuevas caídas en el consumo, propiciadas en parte, por el clima general de desconfianza y pesimismo que se extiende por todo el país.

Te recomendamos
En otras webs

repoertaje a3

BackToBasics

Highway To Sales

Oh My Brand

Compartir