Tendencias

En las estanterías de los supermercados no es zumo todo lo que reluce (y se exprime)

¿Qué es lo que compra de verdad en el supermercado, zumo o simple néctar de frutas? Parece que muy a menudo lo segundo (y también zumos deliberadamente "aguados"). La organización alemana de consumidores Foodwatch denuncia que muchas marcas juegan al despiste y venden al consumidor zumos que son en realidad néctares (u otro tipo de bebida).

Para descubrir que albergan realmente en sus entrañas los envases de las bebidas a base de frutas, el consumidor tiene que posar necesariamente los ojos sobre la letra pequeña (escrita para colmo de males en decenas de idiomas en la parte posterior del packaging), asegura Foodwatch en su informe.

“Es terriblemente molesto que el consumidor tenga que jugar a ser detective de zumos en las estanterías de los supermercados”, recalca Sophie Unger, portavoz de Foodwatch.

“Los fabricantes deberían etiquetar adecuadamente sus productos e indicar en la parte delantera del envase su contenido real de fruta y la tipología de bebida a la que están adscritos”, dice Unger.

A juicio de Unger, la calidad del contenido de las bebidas a base de frutas debe ser fácilmente reconocible. Al fin y al cabo, los néctares resultan bastante más económicos para los fabricantes que los zumos, apostilla.

En Alemania los ingredientes de los zumos deben echar raíces al 100% en las frutas. En cambio, en los néctares es posible mezclar agua azucarada con frutas.

La cantidad mínima de fruta que debe estar presente en las zumos varía en función del tipo de zumo. En el zumo de manzana la cantidad mínima de fruta asciende al 50%, en el zumo de arándanos el porcentaje mínimo es de un 30% y en el zumo de mango la proporción mínima llega a apenas un 25%.

Por su parte, en las bebidas a base de frutas (confundidas a veces con los zumos), la cantidad de fruta oscila entre el 6% y el 30%.

En su investigación Foodwatch denuncia, por ejemplo, que una bebida de la marca Rauch comercializada como zumo de frambuesa, rosa y pimienta es, sin embargo, casi al 100% zumo de manzana y contiene apenas un 7,5% de frambuesa.

En España la ley distingue entre tres tipos de zumos: los zumos de frutas (obtenidos a partir de frutas frescas o congeladas), los zumos de frutas a partir de concentrado (derivados de la reconstitución con agua de zumo de frutas previamente concentrado), y los néctares de frutas (susceptibles de contener azúcares añadidos, a diferencia de los zumos).

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir