Tendencias

Diseño gráfico e inteligencia artificial se dan la mano

Este exitoso diseñador de logos no es de carne y hueso, es una IA (y los clientes se lo rifan)

Durante un año Nikolay Ironov formó parte de la plantilla de diseñadores gráficos de la agencia rusa Art-Lebedev, a cuyos clientes logró encandilar. Doce meses más tarde Art-Lebedev ha revelado que Ironov es en realidad una IA.

nikolay ironovEl diseñador gráfico Nikolay Ironov formó parte durante un año de la plantilla de la agencia rusa Art-Lebedev y como tal le fueron encomendados proyectos de múltiples clientes. No en vano, su porfolio es impresionante y sus diseños parecen tener la capacidad de convencer a clientes de toda clase y condición. Aunque algo salvaje en ocasiones, el lenguaje visual de Ironov es tan convincente como consistente.

Durante un año Ironov estuvo involucrado en más de 20 proyectos de diseño. Después de doce meses de un trabajo tan intenso como fructífero, Art-Lebedev levantó la liebre e hizo público que Nikolay Ironov no era un diseñador de carne y hueso sino una inteligencia artificial empleada por la agencia para generar en masa innumerables variaciones de diferentes diseños.

Y ante semejante descubrimiento lo cierto es que los clientes afectados reaccionaron con más diversión que enojo. Al fin y al cabo, y pese a no ser humano, Ironov es un portento del diseño gráfico.

En retrospectiva la manera de trabajar de Ironov no es 100% autónoma, es más bien de naturaleza semiautomática. El punto de partida de sus diseños es siempre un breve texto que un empleado (esta vez humano) proporciona la inteligencia artificial. El texto debe ser capaz de condensar la esencia del cliente en unas pocas palabras, tal y como recoge Fast Company.

A continuación Ironov selecciona palabras clave para visualizarlas. La inteligencia artificial obviamente comprende a la perfección el significado de los términos escogidos y puede sugerir, por lo tanto, visualizaciones gráficas adicionales.

Ironov es una inteligencia artificial diseñado para que sus sugerencias se distingan con claridad las unas de las otras. De esta forma, Art-Lebedev está en posición de aprovisionar a sus clientes con una amplísima pléyade de variaciones que un diseñador humano no sería capaz quizás de pergeñar.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Finalmente Ironov entrega sus sugerencias a un diseñador humano, que se encarga de separar el grano de la paja, seleccionar y pulir los diseños presentados eventualmente al cliente.

El diseño generativo de logos (aquel con el que están involucrados procesos total o parcialmente automatizados) no es nuevo ni mucho menos en el mercado. Y hay muchas herramientas que generan logotipos de manera automática. Sin embargo, tales herramientas están pensadas habitualmente para el usuario final y sus diseño son más bien aburridos y soporíferamente estandarizados.

Integrada en el día a día de una agencia, la inteligencia artificial de Art-Lebedev no hace sino amplificar la creatividad de los diseñadores de carne y hueso del estudio, para quienes Ironov se ha convertido en un fenomenal apoyo.

Art-Lebedev continúa trabajando con Ironov, pero ya no esconde su verdadera naturaleza. Los clientes saben que su fenomenal creatividad echa raíces en la inteligencia artificial.

Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir