Tendencias

Estos 5 casos de sexismo muestran el reto de ser mujer en la industria marketera

mujeres 626Aunque no es la primera vez que hablamos sobre la desigualdad que todavía existe en el mundo marketero, nunca está de más recordarlo. Y es que, a pesar de que es un problema cada vez menos frecuente, resulta más que llamativo que en pleno 2016 sigan teniendo lugar discriminaciones sexistas en el ambiente laboral.

Es un hecho que las mujeres siguen todavía siendo minoritarias en los puestos directivos porque se les presupone un anticuado papel de madres y esposas que les ocupa el tiempo necesario para desempeñar un alto cargo en una empresa.

Y no es raro ver cómo las mujeres son menos tenidas en cuenta en sus compañías o víctimas de comentarios absurdos, machistas y ofensivos sin que existan consecuencias.
Quizá le extrañe leer este tipo de artículos pero lo cierto es que es una realidad silenciosa. Estos casos siguen ocurriendo a día de hoy en muchas compañías pero, ante la impunidad que reina y la desprotección del género femenino, la mayoría de mujeres optan por callar.

Aunque hay que reconocer que cada vez son más los pasos que se dan en este terreno, es necesario seguir dando a conocer estas situaciones. Por ello, le mostramos 5 casos reales de situaciones sexistas dentro del mundo del marketing:

1. Una mujer se encontraba realmente emocionada con un nuevo proyecto que tenía entre manos. Al ver el estado de la mujer, su jefe le preguntó si se encontraba con el periodo. La misma mujer fue víctima del mismo tipo de comentario años más tarde, esta vez con relación a la menopausia.

2. Otra mujer tuvo que aguantar comentarios racistas de sus superiores asegurando en tono jocoso, que su padre blanco debía haber conocido a su madre en un club de alterne por el simple hecho de ser de raza negra.

3. Una ejecutiva recuerda un viaje organizado por un cliente para los trabajadores y sus parejas. Entre las excursiones organizadas para las esposas se encontraban cosas como ir de compras o visitar la tumba de Grace Kelly, algo que no le apetecía mucho a su marido, único hombre entre los acompañantes.

4. Una trabajadora de DDB recuerda una gala de entrega de los premios Effies en los que vestía un atuendo algo corto pero nada exagerado según sus propias palabras. Sin embargo, un ejecutivo de la compañía se creyó con el derecho de hacer un comentario de lo más vejatorio dando a entender que su falda era demasiado corta.

5. En ocasiones, algunos hombres tienden a confundirse. Es lo que le pasó a una trabajadora cuyo jefe literalmente la perseguía alrededor de una mesa. "Cuando yo me alejaba, él se acercaba más". En un momento dado, ella salió por la puerta haciéndole ver al ejecutivo que no existía ninguna posibilidad. Él pareció entenderlo pero le concertó una cita con su hijo, a la que ella acudió ante el temor a perder su trabajo.

Estos son solo algunas muestras de las situaciones con las que lidian muchas mujeres día a día en sus trabajos. Comentarios sobre sus cuerpos, sus tareas como madres, desprecios o incluso el acoso sexual se producen de manera más frecuente de lo que parece.

"Existe un ambiente de machismo tanto entre los ejecutivos americanos como en los extranjeros, podríamos decir que es una cosa cultural. Es innegable que existe una cúpula liderada por hombres".

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir